Rossi no pudo con Stoner

10 junio, 2007 por

Al italiano volvió volvió a escapársele una victoria en un Gran Premio en el que partía desde la pole. Ni él ni Pedrosa lograrón controlar a Stoner

Al italiano volvió volvió a escapársele una victoria en un Gran Premio en el que partía desde la pole. Ni él ni Pedrosa lograrón controlar a Stoner

Ginés Muñoz Montmeló (Barcelona), 10 jun (EFE).- La estadística de esta temporada decía que el piloto que lograba la “pole” no ganaba la carrera: en el Gran Premio de Cataluña esta máxima volvió a cumplirse y el que venció fue el australiano Casey Stoner, que ayer acabó cuarto en los entrenamientos oficiales. El italiano Valentino Rossi, el más rápido en los ensayos cronometrados, partía desde la primera posición de la parrilla, pero se vio superado en la salida por el propio Stoner y de Dani Pedrosa. El heptacampeón del mundo no ganó tras ser el mejor en la víspera. Ya van cuatro Grandes Premios en los que Rossi hace “pole” y después no sube a lo más alto del cajón.

No fue porque “il dottore” no lo intentara. Se fajó con Stoner durante buena parte de la prueba, con Pedrosa como convidado de piedra. El catalán, que lleva toda la temporada peleándose con su Honda -muy inestable a partir de la mitad de la carrera- se pegó a la rueda de sus dos rivales y dejó que ambos se buscarán para ver si podía sacar algún provecho de la refriega. Al final no pudo probarse, porque su moto no dio más de sí, pero Pedrosa se llevó de Montmeló un puesto en el podio y el placer de haber vuelto a codearse con los mejores. Stoner, el único de los pilotos de cabeza que montó un neumático trasero intermedio -el resto utilizó gomas duras en ambas ruedas- recuperaba en las rectas lo que Rossi le arañaba en cada curva, gracias a la mayor velocidad punta de su Ducati, que a esta alturas de la temporada sigue yendo como un tiro.

El campeón italiano, después de incordiar a Casey durante varias vueltas, no pudo intentarlo en el último giro -Stoner se encargó de mantenerlo demasiado lejos- y el australiano consolidó aún más su liderato en el Mundial, donde ya saca 14 puntos a Rossi y 42 a Pedrosa. Detrás de los tres primeros entró el estadounidense John Hopkins (su Suzuki sólo aguantó el ritmo de cabeza en las primera parte de la prueba) y la Kawasaki del francés Randy de Puniet, quien se quitó un peso de encima cuando el español Toni Elías rompió el motor de su Honda. Elías, en su casa y en su salsa -las carreras con calor en las que puede derrapar y jugar con la degradación del neumático son su fuerte-, tuvo que abandonar a falta de diez vueltas para el final cuando luchaba con De Puniet por la quinta plaza. El otro español en liza, el catalán Carlos Checa (Honda), acabó en la decimoséptima posición (sólo Kenny Roberts Junior lo hizo peor que él) a más de un minuto del vencedor.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba