Rossi competirá en la segunda sesión de libres de esta tarde

Pese a haberse fracturado dos huesos de la muñera el campeón italiano promete dar guerra en Assen

Pese a haberse fracturado dos huesos de la muñera el campeón italiano promete dar guerra en Assen

Assen (Holanda), 22 jun (EFE).- El italiano Valentino Rossi se volverá a subir esta tarde en Assen a su Yamaha ya que no se le apreciaron heridas muy graves en el examen al que se le sometió en el hospital de esa ciudad del norte de Holanda, informaron fuentes oficiales del Gran Premio de Holanda. Rossi, siete veces campeón del mundo de motociclismo, se cayó esta mañana en la primera sesión de entrenamientos libres del Gran Premio de Holanda de MotoGP y se fracturó el hueso pisciforme de la muñeca derecha y el maléolo izquierdo. Además tuvo que ser examinado en el hospital de un traumatismo torácico, que era lo que en principio preocupaba más a los médicos.


Esta ha sido una de las caídas más graves del vigente campeón de MotoGP desde que compite en el Mundial de Motociclismo, en 1996, y se produjo en una de las chicanes del rápido circuito holandés. El accidente de Rossi fue el segundo de los entrenamientos de MotoGP.


Minutos antes, el español Toni Elías (Honda) se había ido por el suelo y, según fuentes de su equipo, padece una subluxación en uno de sus hombros. Elías fue trasladado por el que fuera campeón de 500 c.c. en 1999, el español Alex Crivillé, que ahora es su asesor a la clínica móvil del circuito, donde se le apreció un fuerte golpe en el hombro que no le impidió volver a la pista a dar dos vueltas más en el tiempo que quedaba para que finalizara la sesión cronometrada. Sin embargo, Elías se mostró muy dolorido y podría abandonar esta tarde el circuito de Assen si se confirma la rotura de uno de los huesos de su clavícula izquierda.


Más tarde, sería el líder del mundial de MotoGP, el estadounidense Nicky Hayden (Honda), el que también rodaba por el asfalto de Assen, aunque esta vez sin consecuencias. Las caídas de hoy se suman a las que hubo en el último gran premio, el de Cataluña. Como consecuencia de la más importante que tuvo lugar en la primera curva del circuito de Montmeló, en Barcelona, el domingo pasado, el piloto español del equipo Ducati oficial, Sete Gibernau, no está presente en el Gran Premio de Holanda, octava prueba del campeonato. Además, los dos italianos implicados en el accidente del principio de la carrera de Barcelona, Marco Melandri (Honda) y Loris Capirossi, han salido hoy a los entrenamientos libres de Holanda, pero con muchas molestias. El caso de Melandri es el más llamativo porque tiene un ojo morado y su rostro refleja los fuertes dolores que sufre el italiano.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba