Rolls-Royce Wraith Battle Car: el lord se pone zapatillas

Rolls-Royce Wraith Battle Car: el lord se pone zapatillas

El Rolls-Royce Wraith Battle Car preparado por John Olsson sale a la venta en Holanda: camuflaje y 810 cv son su carta de presentación

Hace unos días os enseñábamos el Audi RS6 Race! Preparado para John Olsson, sin embargo, ahora la cosa no va de familiares. Antes de confiar el RS6 al preparador sudafricano para que hicieran un coche que parece salido del campeonato alemán de turismos, Olsson hizo lo propio con un coche con el que normalmente nadie piensa en modificar. El nombre de esta bestia es Rolls Royce Wraith Battle Car.

Te puede interesar: John Olsson descapota su gigantesco Mercedes Clase G

El coche está buscando un nuevo hogar y sigue siendo tan cañero como cuando se le entregó por primera vez al YouTuber. Esta bestia fue construida por el taller Absolute Motors, y quizá sea el  único Rolls en el mundo cubierto con un Wrap de camuflaje y una baca para equipaje en el techo. Además, el coche lleva montados unos focos en la calandra y en el techo más propios de un Jeep que de un coche con el “espíritu del éxtasis” encima del capó. Las llantas tienen que concordar con la extravagancia del resto del coche, por lo que Olsson eligió unas llantas negras mate firmadas por Forgiato con unas dimensiones desorbitadas: 24 pulgadas.

Probablemente sea el primer Rolls-Royce que monta una baca
Probablemente sea el primer Rolls-Royce que monta una baca
Ampliar

Las modificaciones del Rolls-Royce Wraith Battle Car no son sólo exteriores

El Wraith, bautizado con el nombre de “George”, ha sido retocado por todos lados y su motor no podía ser menos. El V12 twin-turbo de 6.6 litros fue modificado para alcanzar 810 CV, con el que es capaz de desarrollar 840 nm de torque, por lo que si le ponemos una cuerda a nuestra casa, George sería capaz de arrastrarla a la siguiente calle sin despeinarse. Uno de los principales atributos de un Rolls-Royce es el silencio de sus motores, sin embargo, está claro que un coche de camuflaje no busca ser discreto. El Rolls-Royce Battle Car monta un sistema de escape deportivo QuickSilver con el que meterse en un túnel es lo más parecido al apocalipsis.

El motor V12 Twin-Turbo desarrolla 810 cv
El motor V12 Twin-Turbo desarrolla 810 cv
Ampliar

El coche ha sido puesto a la venta en Holanda por la empresa Auto Leitner. El Rolls tiene 13.000 km en su marcador y su precio de venta al público es de 275.000 euros. Si bien el Wraith es un coche obligado en el garaje de cualquier millonario que se precie, esta unidad no es plato de buen gusto para todo el mundo. Además, probablemente las modificaciones que hay debajo del capó probablemente sean muy difíciles y costosas de revertir.

¿Y tú? Si mañana te tocara el euromillón ¿Te comprarías este coche?

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba