Noticia

Robot y humano trabajan «mano a mano» en la fábrica de Audi

Ampliar

13 de marzo, 2015

Audi pone en marcha por primera vez, en su planta de Ingolstadt, la colaboración directa entre robot y humano. Esta estrecha cooperación entre hombre y máquina un elemento clave de la factoría del futuro, según los responsables de Audi.

El futuro de la fabricación de coches avanza hacia colaboración, cada vez más estrecha, entre hombre y robot. Audi acaba de poner en marcha en su planta de Ingolstadt un robot que trabaja “mano a mano” con humanos: sin barreras de seguridad de ningún tipo y adaptado a los ciclos de trabajo de los empleados. Por supuesto, las fábricas están altamente robotizadas, pero, hasta ahora, humano y robot estaban separados. Esta es la primera vez que comparten tarea.

Para Hubert Waltl, responsable de producción Audi AG, la cooperación hombre-robot abre posibilidades completamente nuevas: “Esto nos permitirá automatizar operaciones rutinarias y optimizar ergonómicamente puestos de trabajo que ahora no lo están”. Pero en el futuro, no habrá factorías sin personas. “Las personas continuarán tomando decisiones en los procesos de producción, y nuestros empleados continuarán siendo esenciales”.

Peter Mosch, presidente del Comité de Empresa de Audi AG, comenta: “Estamos viendo las oportunidades que se presentan con los avances en la interacción entre hombres y máquinas. Por nuestra parte será bienvenido siempre que no pongan en peligro puestos de trabajo, ni provoque que las personas pierdan su independencia respecto de las máquinas”.

Para los empleados de las líneas de montaje de los Audi A4, Audi A5 y Audi Q5 en la planta de Ingolstadt, la nueva cooperación directa entre humanos y robots supone una enorme ayuda. Hasta ahora, los trabajadores tenían que agacharse a recoger las cajas para extraer los materiales con los que rellenar el sistema de expansión del líquido refrigerante, por ejemplo. A primera vista, esta parece una tarea sencilla, pero las frecuentes repeticiones ocasionaban serios problemas de espalda a los trabajadores. De ahora en adelante la tarea será realizada por un robot, conocido internamente como “PART4You”.

Este robot trabaja mano a mano con los empleados y está dotado de una cámara y una ventosa integrada. Estos elementos le permiten extraer los distintos componentes de las cajas y pasárselos a los trabajadores de la cadena; sin ningún tipo de barrera de seguridad, en el momento oportuno y en una posición ergonómica óptima.

“El robot se convertirá en un asistente de la cadena de montaje que funcionará a la misma velocidad que el trabajador de la cadena, y no al revés”, explica Johann Hegel, Jefe de Desarrollo Tecnológico de Ensamblaje.

Audi está planificando sucesivas aplicaciones de la cooperación hombre-máquina también en el resto de sus centros internacionales de producción.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche