Noticia

Robos de asientos deportivos de Audi

5 fotos

Ampliar

27 de diciembre, 2016

Todo apunta a que se trata de una banda organizada que se ha dedicado en las últimas semanas a robar los asientos de los Audi RS4 y S-Line en el Reino Unido, especialmente en Londres. Especialmente los de las versiones del Audi A4 B7 fabricado entre 2006 y 2008 son los más "atractivos".

Hace años «la moda» era robar los equipos de audio de los coches. La verdad es que eran aparatos sencillos de sacar del salpicadero y que no ocupaban demasiado espacio una vez fuera, pero sacar un asiento del coche ya lleva más tiempo y, sobre todo, son pesados y voluminosos. Sin embargo esto parece no amilanar a los ladrones, sobre todo si «la inversión compensa».

Los asientos del Audi RS 4 y S-Line del modelo denominado B7 (el fabricado entre 2006 y 2008) están siendo víctimas de robos masivos en Londres por parte de lo que parece una banda organizada. Son varias las decenas de propietarios que se han encontrado su coche abierto y sin asientos al ir a recogerlo.

Sin duda es un disgusto encontrarse el coche desvalijado, pero creo que el verdadero robo es cuando acuden al concesionario de Audi a pedir unos nuevos asientos para su coche y les «atracan» con una factura de casi 30.000 euros, según las fuentes del diario «The Telegraph» por la escasa disponibilidad de éstos como recambio y por el coste de la mano de obra para su montaje, ya que al robarlos muchas veces arrancan la instalación eléctrica y los soportes del asiento original para «ahorrar tiempo».

¿Qué interés puede haber para que se dediquen a robarlos? Pues además de las webs de subastas online, donde se pujan muy al alza este tipo de asientos, no hay que desestimar la moda actual de hacer sillones de oficina añadiendo un bastidor con ruedas a los asientos de un coche.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche