Noticia

Una técnica simple para robarte en el coche: mientras compras, adiós a tus pertenencias

Ampliar

09 de julio, 2020

Dos personas han sido detenidas por robar en el interior de coches mediante la desactivación del cierre centralizado a través de inhibidores de frecuencia.

Los robos de coches, a pesar de las nuevas tecnologías, no son una práctica que haya decrecido. Al contrario, los amigos de lo ajeno se aprovechan de técnicas de vanguardia para poder hacerse con nuestro automóvil o con lo que guardamos en su interior.

Robos con inhibidores de frecuencia

Ejemplo de ello es el último caso que te traemos. Dos personas han sido detenidas por la Policía Nacional en Guadalajara por robar en el interior de los vehículos estacionados en las proximidades de establecimientos comerciales. Los hurtos eran cometidos mediante la desactivación del cierre centralizado a distancia, a través de inhibidores de frecuencia.

Los presuntos delincuentes, según se ha podido saber, aprovechaban que los dueños de los coches se encontraban haciendo la compra para la comisión de sus delitos y han podido ser detenidos gracias a las llamadas de varios testigos que contemplaron estas prácticas delictivas.

Puede que te interese: ¿Cuáles son los coches más robados? La respuesta te sorprenderá

Cuando fueron detenidos, los delincuentes contaban en su poder con varios inhibidores de frecuencias de radio, aparatos que utilizaban para inhabilitar el cierre a distancia de los vehículos. Así, lograban que los coches se quedasen abiertos cuando sus propietarios los dejaban estacionados y pensaban que los habían cerrado con el mando de la llave del coche. Resultado: los vehículos quedaban abiertos, sin que los conductores sospecharan, y los ladrones tenían libre acceso al interior y podían hacerse con las pertenencias que había dentro del mismo.

Los amigos de lo ajeno fueron sorprendidos en pleno trabajo y detenidos por las autoridades, que consiguieron darles caza antes de que huyeran en unos vehículos. En los mismos se hallaron varias herramientas para abrir los vehículos y extraer cerraduras, así como varios inhibidores de frecuencias de radio.

Para evitar este tipo de robos, lo más fácil es comprobar físicamente, intentando abrir tú mismo el coche con la manilla de la puerta, que el coche está efectivamente cerrado. Otra manera es utilizar la llave del coche, insertándola en la cerradura y cerrando el coche manualmente : menos cómodo, pero mucho más seguro si sospechas que tu coche puede ser víctima de un robo o tienes pertenencias valiosas dentro del mismo.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche