Resultados de la campaña contra alcohol y drogas de la DGT

Resultados de la campaña contra alcohol y drogas de la DGT

Una vez finalizada la campaña de la Dirección General de Tráfico para el control de consumo de drogas y alcohol por los conductores, los resultados son alarmantes. Nada menos que el 36% de los conductores sometidos a las pruebas dieron positivo en drogas.

Nada menos que 145.636 pruebas de detección de alcohol y drogas ha realizado la DGT en las carreteras en la segunda semana de junio a los conductores. Los resultados son alarmantes. De las 1.872 pruebas de consumo de drogas, el 36% dieron resultados positivos (aunque más bien deberían denominarse negativos). De ellos, 255 conductores han sido trasladados ante la autoridad judicial por delitos contra la seguridad vial.

En una semana, 2.283 conductores han sido denunciados por los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil por conducir  habiendo consumido alcohol o drogas. De ellos, 667 por dar positivo a drogas y 1.616 por alcohol. En total se han realizado 145.636 pruebas.

Estos datos se enmarcan dentro de la campaña que la Dirección General de Tráfico puso en marcha entre el 6 y el 12 de junio y cuyo objetivo es  poner fuera de la red viaria a aquellos conductores que habían  bebido o consumido droga.

Durante una semana los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han realizado 1.872 pruebas de detección de drogas a conductores que  presentaban algún síntoma de haber ingerido alguna sustancia, habían cometido alguna infracción o que se habían visto implicados en un accidente.

De los 1.872 conductores sometidos al test salival para comprobar la presencia en el organismo de drogas, 667 resultaron positivas, es decir el 36% del total.

Como viene siendo habitual, entre las drogas más consumidas están el cannabis (497 casos),  lacocaína (202 casos) y las anfetaminas (79 casos).

Las pruebas salivares para la detección de la presencia de drogas en los conductores se están incrementando progresivamente con la idea de llegar a generalizarse como las que se hacen para ladetección del alcohol.

Este incremento progresivo de los controles de drogas entre los conductores es consecuencia del alto porcentaje de conductores que conducen con presencia de drogas y alcohol al volante. En el último informe DRUID´13, el 12% de los conductores elegidos al azar dieron positivo en alcohol y drogas por encima de los límites legales.

En lo referente al alcohol, en la campaña realizada durante la última semana, se han realizado 143.764 pruebas de control de alcoholemia y 1.616 conductores dieron positivo, de ellos, 1.418 detectados en controles preventivos, 97 tras haber cometido una infracción, otros 93 por estar implicado en un accidente y 8 más por presentar síntomas evidentes de ingesta de alcohol.

De los 1.616 conductores que dieron positivo, a 1.361 se les ha abierto expediente sancionador por vía administrativa, mientras que a los 255 restantes se les han instruido diligencias para su posterior traslado a la autoridad judicial por superar la tasa de 0,60 mg/l en aire espirado. Además, contra 10 conductores se han abierto diligencias y han sido puestos a disposición judicial por negarse a realizar las pruebas de alcoholemia.

Especialmente llamativos han sido los casos en los que se ha detectado a un conductor de una ambulancia, un conductor de autobús y un particular que quintuplicaba la tasa máxima permitida.

NORMATIVA

La apuesta de la DGT por erradicar a los conductores que se ponen al volante tras haber ingerido algún tipo de sustancia psicoactiva es lo que ha llevado a este Organismo a incrementar las sanciones y poner en el punto de mira a los reincidentes en la Ley de Seguridad Vial.

Vía administrativa: La Ley de Seguridad fija las tasas máximas de alcohol permitidas para los conductores. Así como la prohibición de conducir con presencia de drogas en el organismo.

Las tasas máximas de alcohol permitidas son:

  • Para conductores en general: 0,5 g/l en sangre, lo que equivale a 0,25 mg/l en aire aspirado.
  • Para conductores nóveles y profesionales: 0,3 g/l en sangre, lo que equivale a 0,15 mg/l en aire aspirado.

Las sanciones son de 500 euros y 4 puntos en el caso de dar positivo entre 0,25 mg/l y 0,5 mg/l, y de1.000 euros y 6 puntos en el caso de ser reincidentes o superar los 0,5 mg/l.

En el caso de dar positivo en drogas la sanción es de 6 puntos y 1.000 euros en cualquier caso.

Si se superan demasiado los límites fijados, entonces se considera un delito y se procede a una denuncia por via penal:

Vía Penal: El capítulo IV del Código Penal tipifica los delitos contra la seguridad del tráfico y establece las siguientes penas para conducir con exceso de alcohol o bajo la influencia de drogas.

Esto sucede cuando superamos los 0,6 mg/l de alcohol en aire aspirado o 1,2 g/l en sangre o si nos negamos a someternos a las pruebas pertinentes: prisión de tres a seis meses o  multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 30  a 90 días, y privación del derecho a conducir de uno hasta cuatro años.

En el caso de dar positivo en drogas y tener claros síntomas de estar bajo sus efectos: prisión de tres a seis meses o  multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 30  a 90 días, y privación del derecho a conducir de uno hasta cuatro años

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba