Noticia

¡Es peor el remedio que la enfermedad! Rescatan a este Mustang de una zanja y vuelven a estrellarlo

Ampliar

22 de mayo, 2020

Chocar con tu Mustang ya es una fatalidad, pero que al sacarlo lo estrellen justo contra el otro lado de la carretera va más allá de la mala suerte. Esto es lo que le pasó a un conductor de Nashville.

Hay días en los que es mejor no levantarse de la cama. Si no que se lo digan al conductor de este Ford Mustang, uno de los muchos que parece creerse el mismo Ken Block cuando lo arrancan. No vamos a engañaros, el vídeo que veréis más abajo (publicado en el canal de Youtube de VitalHog) no es actual, aunque qué más da el día si lo importante es lo que ocurre en él.

Te puede interesar: Videoprueba del Ford Mustang Bullit

Porque uno de esos muchos propietarios del Mustang bien podría haberse quedado tranquilamente en su casita aquel 26 de octubre del año pasado. Primero porque en lo que probablemente fue una maniobra temeraria, su Mustang MK5 acabó en hundido en una zanja. Decimos lo de temeraria por dos motivos, se ve que la zona está en curva y que en ella hay una doble línea continua pintada en amarillo. A ello se suma una tercera variable, el piso húmedo. Si ponemos todos esos ingredientes en una coctelera y añadimos un punto de inconsciencia, el resultado no es otro que el que fue.

Pero lo que no se imaginaba este conductor de Nashville, Tennessee, es lo que ocurriría una vez saliera del coche (por suerte sin daños graves en su físico) y que fue recogido por un espontáneo que lo grababa justo en ese momento. Uno de los amables conductores que pasaba por ahí se ofreció a sacarlo con su pick-up (parece un Ford F150). El destino le jugó una mala pasada, porque en el instante en el que consiguió sacar al Mustang ocurrió la siguiente fatalidad.

Haciendo gala de un entusiasmo desmedido, el conductor de la pick-up fue demasiado impetuoso en la salida provocando que el pony car que llevaba arrastrado terminase justo en la otra cuneta. Una desgracia que, quizá, se podría haber mitigado si a uno de los allí presentes se le hubiera ocurrido meterse dentro del Mustang para mover el volante, pero queda claro que no fue el caso como puedes comprobar a continuación…

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche