Renace la marca con el nuevo Bristol Bullet Speedster

Renace la marca con el nuevo Bristol Bullet Speedster

Bristol es una de esas marcas que se ha quedado por el camino y que ahora vuelve a resurgir como el ave Fénix. La compañía británica presenta el Bristol Bullet Speedster, un deportivo descapotable en el que se conviven la imagen retro y soluciones modernas.

Tal y como vamos viendo en nuestros reportajes sobre los logos de las marcas de coches, muchas de las compañías automovilísticas han tenido su origen en la aviación: Bentley, BMW, Saab… Entre estas marcas de coches con orígenes aeronáuticos está Bristol, una compañía británica que había desaparecido del mapa tras su quiebra financiera en 2003 y que quiere volver a volar con la presentación del Bristol Bullet Speedster.

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial y caer en picado las ventas de aviones, la Bristol Aeroplan Company decide abrir un nuevo frente- Bristol Cars– dedicado a la fabricación de automóviles. Sus primeros modelos eran claramente réplicas de los BMW 326, 327 y 328, uno de los muchos botines de guerra cobrados por los aliados a los alemanes.

Bristol nunca destacó por emplear tecnologías de última generación. De hecho, hasta comienzos de los años sesenta seguía empleando básicamente el mismo motor de los BMW de preguerra. Cierto que era una mecánica muy moderna en su época, pero no dejaba de ser un diseño de los años treinta.

En la actualidad, con todas las marcas británicas bajo el paraguas de otras multinacionales (Rolls y Mini en BMW, Jaguar-Land Rover en Tata…)Bristol presumía de ser la única marca inglesa que no había perdido sus raíces. Lo cierto es que nunca ha sido una marca de masas, siempre ha preferido mantener su fabricación prácticamente artesanal y a medida, con producciones que apenas superaban el centenar de unidades al año.

La parte trasera recuerda al Volvo P1800.
La parte trasera recuerda al Volvo P1800.
Ampliar

Con este volumen de ventas tan bajo y cada vez menor, la marca británica prácticamente había desaparecido. Ahora, igual que hace la “rana sylvatica” al final del invierno, el corazón de Bristol vuelve a latir con un nuevo modelo, el Bristol Bullet Speedster.

Desprovisto de techo y con unas líneas claramente inspiradas en modelos de los años cincuenta y sesenta del siglo pasado, el Bristol Bullet Speedster tiene un diseño muy atractivo y sugerente. Sus formas de estilo retro (recuerda en algunos detalles al Volvo P1800 de “el Santo”)combinan soluciones del pasado (como las cintas de cuero para limitar la apertura máxima de las puertas) con las últimas tecnologías. Su carrocería está fabricada en fibra de carbono, el salpicadero de diseño clásico y cubierto de madera integra una pantalla multifunción y un sistema multimedia de última generación que incluye WiFi.

El motor del Bristol Bullet Speedster, nacido para celebrar el 70 aniversario de la marca, es un potente V8 de 4,8 litros de cilindrada denominado Hercules. Su potencia es de 370 CV y 490 Nm de par, capaces de alcanzar los 250 km/h de velocidad máxima (autolimitada) y acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 3,8 segundos.

 

 

 

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba