Renace el mítico Lamborghini Miura SVR

Renace el mítico Lamborghini Miura SVR

Entre 1966 y 1972 sólo se fabricaron 763 Lamborghini Miura, uno de los deportivos más impresionantes de la historia, no sólo por sus prestaciones sino también por su belleza y avanzada configuración mecánica. De todos ellos, tal vez el más especial fuese el SVR que ahora acaba de renacer de la mano de la propia Lamborghini.

Nació con la intención de convertir al Lamborghini Miura en una bestia para los circuitos y la marca ha pensado que lo mejor era hacer su debut en uno de ellos. Así ha presentado la marca del toro el renacido Lamborghini Miura SVR en el circuito japonés de Nakayama después de una reconstrucción desde cero del Miura más mítico de todos.

El Lamborghini Miura con el número de chasis 3781, la carrocería número 383 y el motor número 2511 nació en 1968 como un Lamborghini Miura S para ser el protagonista del escaparate del concesionario de la marca en Turín, donde pronto encontró un amo.

Entre 1968 y 1974 este Miura cambió de manos un total de 8 veces, hasta que fue comprado por German Heinz Straber, quien encargó a los de Santa Ágatha que lo convirtiesen según las especificaciones de los modelos de competición de Jota en un SVR, un trabajo que se prolongó durante nada menos que 18 meses.

El Lamborghini Miura SVR que impresionó en Japón

Impresionante estampa.
Impresionante estampa.
Ampliar

En 1976, el protagonista de esta historia fue adquirido por Hiromitsu Ito, quien se lo llevó a Japón. Allí, el Miura SVR causó tal impacto a la afición que inspiró los comics de “Circuit Wolf” y llegó a tal nivel de afición que fue solicitado por la compañía Kyosho para realizar una reproducción a escala del mismo.

Ahora, el SVR ha sido resucitado hasta el más mínimo detalle. Sólo hay un elemento que no es como el original y son sus arneses de 4 puntos de anclaje, un pecado perdonable si tenemos en cuenta que son necesarios para que esta bestia pueda hacer aquello para lo que nació: rodar en los circuitos.

El Lamborghini Miura Jota SV/J SVR

Con el alma al aire.
Con el alma al aire.
Ampliar

Bob Wallace, jefe de desarrollo de Lamborghini en los años setenta, pensó que sería una buena idea adaptar el Miura según el reglamento J para convertirlo en una bestia para los circuitos. Tomando un chasis de la línea de producción, en 1970 se creó esta bestia que acabaría vendido a un particular en 1971 y estrellado en una carretera ese mismo año.

Tras el accidente, el Miura P4oo Jota ardió y acabó convertido en cenizas.

Aunque el proyecto no cuajó en competición ni logró ninguna victoria, muchos propietarios de Miuras encargaron modificar su coche e incorporar algunas de las mejoras del Jota en sus coches. La propia Lamborghini se encargó de ello y nacieron así algunas unidades de los Lamborghini SV/J.

Parte de las modificaciones, además de potenciar el motor, se centraban en mejorar la aerodinámica, pero no para aumentar su velocidad máxima sino para mejorar su agarre a la carretera.

El elegante frontal del Miura era demasiado elevado y afilado, lo que provocaba que el eje delantero perdiese adherencia a altas velocidades. Parte del kit consistía en un spoiler delantero para reducir las fuerzas ascensionales y mejorar el agarre y la dirección del Miura.

También se aligeraba eliminando elementos como los faros abatibles, que pasaban a ir fijos y protegidos tras una cúpula aerodinámica.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba