Redada en Porsche: la fiscalía alemana registra 10 edificios de la firma

Redada en Porsche: la fiscalía alemana registra 10 edificios de la firma

18 abril, 2018

En el marco de una investigación contra varios directivos de Porsche, la Policía y Fiscalía alemana han registrado diez edificios de la compañía en Baden-Wurtemberg y en Baviera. Las oficinas de Audi en Ingolstadt y Neckarsulm también han sido objeto de los registros efectuados por las autoridades.

Tras destaparse en 2015 el escándalo de las manipulaciones en el nivel de emisiones de algunos vehículos diésel del grupo Volkswagen, las autoridades alemanas llevaron a cabo registros en las oficinas de Volkswagen y Audi. Sin embargo, Porsche no había recibido, hasta ahora, la visita de los fiscales y policías.

Con un enorme dispositivo que ha desplegado a 33 fiscales de Stuttgart y Múnich y 160 agentes de la policía, hasta diez edificios de la firma en Baden-Wurtemberg y en Baviera, en el sur de Alemania, han sido objeto de una redada.

Puede que te interese: Herbert Diess, nuevo presidente del grupo Volkswagen

A través de un breve comunicado, la Fiscalía ha informado de que está investigando a tres personas por “fraude y publicidad ilegal en relación con la manipulación del sistema de control de emisiones de automóviles diésel”: un miembro del consejo de administración de Porsche, un alto directivo de la firma y un exempleado de la empresa.

Además, también han sido inspeccionadas las oficinas de Audi en Ingolstadt y Neckarsulm. El año pasado, la sede de la firma de los cuatro aros ya fue investigada por la Fiscalía de Múnich en busca de información acerca del uso del ‘software’ que alteraba las emisiones de los vehículos durante los test en laboratorio.

Por su parte, un portavoz de la firma ha señalado que “Audi y Porsche cooperan completamente con las autoridades”.

La investigación que ha llevado a la redada contra Porsche se inició en julio de 2017, cuando el gobierno alemán anunció la prohibición de vender los Porsche Cayenne con motor diésel de tres litros, ya que montaban un bloque desarrollado por Audi y que estaba en el punto de mira por el fraude del ‘diéselgate’. Por aquel entonces, el ministro de Transportes, Alexander Dobrindt, declaró: “Me siendo asombrado ante la acumulación de escándalos que golpean al sector de la industria automotriz alemana”.

Más de dos años y medio después de que Volkswagen admitiera haber manipulado las pruebas de emisiones de algunos motores diésel en Estados Unidos, la compañía y algunas de sus marcas continúan siendo investigadas por las autoridades

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba