Récord de velocidad en Indianápolis por un piloto tetrapléjico

Récord de velocidad en Indianápolis por un piloto tetrapléjico

Sam Schmidt perdió la movilidad en un accidente en el año 2000, pero se ha vuelto a montar como piloto de un vehículo de carreras gracias a la tecnología semi-autónoma.

La conducción autónoma para mucha gente es un temor, ya que puede ser aburrida para aquellos que disfruten de tener bajo su control todos los elementos del coche, pero hay personas que realmente disfrutarán con ello. Es el caso de Sam Schmidt, que perdió la movilidad en sus piernas y brazos tras un accidente en carrera durante el año 2000.

Dieciséis años después de aquel momento, este piloto ha vuelto a conducir. Lo ha hecho con un Chevrolet Corvette Z06 modificado para ser semi-autónomo que ha firmado un récord de velocidad (245 km/h). Las curvas las hace girando la cabeza.

Se ha superado a sí mismo, ya que este coche ya consiguió el récord en Indianápolis en 2014 con una velocidad punta de 173 km/h. Lo ha logrado gracias a una serie de mejoras. Ahora, el nuevo sensor permite coger curvas con mayor precisión y hay más información disponible sobre lo que sucede en el vehículo.

El acelerador y el freno se utilizan mediante una boquilla conectada a un sensor de presión. En función de la fuerza con la que Schmidt sople, acelera con más brío, mientras que el freno se activa absorbiendo, como si de una pajita se tratase.

Además, si el coche se acerca al borde de la pista, un sistema GPS advierte al conductor antes de variar suavemente la trayectoria hacia una zona segura. En el asiento del pasajero va su copiloto con sistemas convencionales para actuar en el caso de que algo vaya mal.

“Ha sido un placer estar de nuevo a los mandos de un coche y recorrer a velocidad de carreras el circuito de Indianápolis”, dijo Schmidt.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba