Noticia

¿Reconoces estas cinco tapicerías de Porsche?

2 fotos

Ampliar

27 de diciembre, 2018

La tapicería de un coche es un elemento realmente importante, ya que, en caso de ser bien elegida, puede hacer que el conjunto sea redondo. Por el contrario, en caso de que la elección no haya sido la correcta, le puede restar muchos puntos al coche. A continuación, te mostramos cinco patrones utilizados por Porsche. ¿Te gustan?

Ciertos coches pueden llegar a ser reconocidos por los entusiastas con un solo detalle. Por ejemplo, el pomo en forma de bola de golf de los Volkswagen Golf GTI, las llantas Fuchs en un Porsche, el cambio en forma de H en un Ferrari clásico o el enorme alerón de un Ford Escort Cosworth.

Te puede interesar: Los 10 mejores interiores del año 2018

Pues de eso va hoy el juego, aunque en esta ocasión, vamos a detenernos en cuáles son los cinco patrones de asiento más icónicos de Porsche. No decimos que nos gusten todos: algunos son bonitos y otros no los montaríamos nunca. Además, el video que adjuntaremos debajo presentará a la Ilaria Urbinati, jefa de diseño de interiores de Porsche e Ivo Van Hulten, diseñador de colores y accesorios de Porsche. Algunos de los tejidos que vemos en los asientos son completamente modas de la época, aunque otros no quedarían mal en caso de que Porsche quisiera rememomarlos.

Este es un claro ejemplo de esas tapicerías que quedan bien en un coche clásico, pero dudoso en uno actual

2 fotos

Ampliar

Los cinco patrones de Porsche

El primer patrón presenta unas líneas blancas muy sutiles que se aplican a unos asientos de cuero burdeos. Pertenecen a un Porsche 928 S, aquel que utilizaba Tony Montana en Scarface para escapar de unos sicarios. Este es uno de esos tapizados muy “ochenteros”, es decir, tenemos muy claro que en el modelo en el que se montaban queda realmente bien, pero menos claro que puedan quedar bien en un Cayman de la generación actual por ejemplo.

El segundo sigue teniendo rayas como eje central del diseño, aunque en esta ocasión la definición es un poco más amplia. El coche mostrado es un Porsche 911 3.2 en color blanco, combinado con un interior en color burdeos con rayas en disposición tanto transversal como diagonal. En esta ocasión pasa lo mismo que con los del 928, quedan sublimes en un 911 de los 80, pero no veríamos para un coche actual.

En tercer lugar encontramos uno de los patrones más reconocidos de Porsche y de esos por los que podemos reconocer qué coche es con sólo verlos. Se trata del tartán en rojo y azul, montado en un Porsche 911 Turbo del año 1974 en color plata. Como hemos dicho anteriormente, el tartán se convirtió en una opción popular en los años 70 y 80, siendo además uno de los forrajes más privilegiados, ya que ha permitido sobreponerse al paso del tiempo y vestir a coches de la generación actual.

En cuarto lugar, los asientos se ven un poco eclipsados por el propio coche. Se trata de todo un Porsche 901 del año 1964, es decir, el que se puede entender como el primer 911 de la saga. Esta unidad va pintada en un elegante y deportivo color rojo, yendo combinado con un interior a cuadros blancos y negros muy finos que se ven tan bien en la actualidad como lo hacían hace ya medio siglo.

Por último, tenemos un maravilloso Porsche 911 SC Targa del año 1981 en color rojo. La combinación con su interior es peculiar: su tapicería es la famosa “Pasha” de Porsche, que combina dos tonalidades de azules para conseguir dar un aspecto deportivo y rústico a partes iguales.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche