¿Qué modo de conducción prefieren los españoles?

¿Qué modo de conducción prefieren los españoles?

16 marzo, 2018

A los coches autónomos les pasa lo mismo que a Neymar: vayan donde vayan, levantan todo tipo de reacciones, algunas buenas y otras no tanto. ¿Qué opinarán los conductores españoles? ¿Se decantarán por la conducción manual o autónoma?

El placer de conducir y la seguridad son los principales motivos que han decantado la balanza a favor del modo de conducción convencional. Tenemos así que el 77,4% de los conductores españoles prefiere conducir de manera manual a que le lleve un vehículo autónomo. Este, y otros datos, se extraen del estudio ‘Vehículo autónomo: opinión de los conductores españoles’, elaborado por el Instituto de Tránsito y Seguridad Viaria en colaboración con la Universidad de Valencia y el CNAE, y presentado este jueves 15 de marzo en Madrid.

El placer de conducir y la seguridad, factores para elegir la conducción manual

El estudio deja un dato importante para los fabricantes de coches: los españoles siguen disfrutando de la conducción. En concreto, el 58% de los encuestados destaca el placer que supone conducir y un 65% la seguridad que tiene el conductor en sí mismo por encima de la máquina.

De los conductores que prefieren la conducción por motivos de seguridad, en una escala de valoración de 1 a 5, donde 1 es nada y 5 es mucho, el sentimiento de desconfianza, inseguridad, miedo y estrés que transmiten los coches autónomos, ocupan las puntuaciones más altas 3.38 – 3.36 –  3.19 y 3.06, respectivamente.

Asimismo, el estudio pone de manifiesto que el 87% de los conductores no ha pensado en comprarse un vehículo autónomo frente a un 12,9% que sí lo ha hecho. En este contexto, el catedrático de la Universidad de Valencia, Luis Montoro, ha matizado que existe una “gran diferencia entre géneros”. Los hombres se muestran así más favorables en la adquisición de este tipo de vehículos (16%) en comparación con las mujeres (9%).

¿Cuáles son los motivos de este rechazo al coche autónomo?

Si un hacker puede “colarse” en las cuentas del FBI, ¿qué seguridad tiene el conductor que no lo haga en su coche que funciona de manera similar a un ordenador? Esta es la pregunta más formulada por los usuarios y de ahí las conclusiones que se sacan del estudio, donde las mayor preocupación de los encuestados es que, el vehículo pueda ser hackeado y controlado por un tercero.

Sin embargo, los encuestados consideran que en aquellas situaciones donde el conductor no se encuentra en las condiciones idóneas para conducir, como haber consumido alcohol, medicamentos o drogas, y cuando se encuentra cansado, el uso del coche inteligente sería apropiado.

Un largo camino por recorrer

Ante toda esta tormenta de noticias sobre los coches autónomos y la movilidad inteligente, Montoro quiere aportar claridad. El catedrático recomienda no pecar “de un optimismo tecnológico desmesurado”, puesto que, aunque se pretende llegar a nivel cinco, para él hay aún “mucho que solucionar” sobre todo en cuatro áreas: la tecnológica, la sociolegal, la moral y la personal.

Montoro destaca la parte más “inhumana” de la máquina autónoma. “En cuanto al dilema moral, en caso de que falle el sistema, la máquina no sabría tomar decisiones de manera ética”. Continúa diciendo que “hay que reflexionar sobre el área personal puesto que, a su juicio, los inventos son para las personas y de ellos depende su éxito en el futuro”.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba