Qué es la e-gasolina

26 marzo, 2018 por

La industria del automóvil vuelve a apostar por los combustibles sintéticos. No es una idea nueva, como veremos más adelante, pero sí se han mejorado los procesos y ahora la intención es otra. Dentro de estos nuevos combustibles, Audi está haciendo pruebas con una nueva gasolina sintética que denomina e-gasolina. Así funciona.

Qué es la e-gasolina1

Los combustibles que usamos para el transporte son básicamente hidrocarburos y su fórmula química es conocida. Si se conoce su formulación y disponemos de los elementos químicos que la forman (básicamente agua y carbono), parece fácil elaborarlos en laboratorio, esto es lo que se conoce como combustibles sintéticos. En efecto, es posible crear gasolina en un laboratorio, el problema es que ese proceso es más caro que obtenerla a partir del petróleo.

No es nada nuevo el crear gasolina de forma sintética. Hitler ya lo hizo durante la Segunda Guerra Mundial para poder abastecer a un ejército que consumía más gasolina que la que podían obtener de los pozos de petróleo de sus países ocupados. Alemania vuelve a retomar esta idea pero con una finalidad y un enfoque completamente diferentes.

Además de las emisiones contaminantes de los motores de combustión, la dependencia de los países productores de petróleo es un riesgo que cada vez tienen más en consideración los países, puesto que la mayoría de éstos son inestables políticamente (aunque habría que ver qué es antes, el huevo o la gallina y si son inestables y tienen petróleo o son inestables porque tienen petróleo).

Poder producir combustibles de forma sintética eliminaría este problema de dependencia, pero, además, se le ha dado un enfoque ecológico a esta producción. ¿Cómo es posible ser ecológico y seguir quemando gasolina?, pues la respuesta viene de este proyecto respaldado por Audi.

Ciclo de carbono cerrado: que las emisiones netas sean cero

Transporte ferroviario de Audi libre de emisiones.1
Transporte ferroviario de Audi libre de emisiones.

La e-gasolina, y todos los combustibles sintéticos, produce emisiones de CO2 a la atmósfera, pero sus fabricantes añaden el prefijo e (de Eco) porque gran parte de esas emisiones de CO2 que produce son compensadas por el propio ciclo de obtención del hidrocarburo. Es lo que se conoce como ciclo cerrado del carbono. Si somos estrictos, también el quemar gasolina procedente del petróleo produce unas emisiones netas que son cero.

La idea es que el combustible produce CO2 al quemarlo, pero las plantas que se han procesado para obtener ese combustible también consumieron CO2 para crecer. En el caso del petróleo el problema es que ese CO2 lo atraparon hace millones de años y de lo que se trata es de absorber el que tenemos en el aire actualmente.

Por simplificar un poco el problema, podríamos decir que lo que hacemos al usar combustibles procedentes del petróleo es liberar en la atmósfera actual un CO2 que estaba atrapado por las plantas y animales que lo respiraron en la atmósfera de hace millones de años. Lo que quieren con los combustibles sintéticos es que emitamos CO2 que previamente hayamos absorbido de nuestro propio aire, no del que hubo hace millones de años.

La idea parece genial, pero parece lógico pensar que acelerar un proceso que a la naturaleza le ha llevado millones de años no es nada fácil. El principal problema, al igual que con la obtención del hidrógeno, es que se consume mucha más energía para obtener estos combustibles sintéticos que la que después se puede obtener de ellos.

La e-gasolina de Audi

Audi apuesta por los combustibles sintéticos1
Audi apuesta por los combustibles sintéticos

Junto con Global Bioenergies S.A. en Leuna (Sajonia-Anhalt), se ha logrado la mayor partida de egasolina jamás producida: 60 litros. “Al igual que todos los e-combustibles de Audi, la nueva egasolina tiene muchas ventajas. No depende del petróleo, es compatible con la infraestructura existente y ofrece la perspectiva de un ciclo de carbono cerrado“, explica Reiner Mangold, Director de Desarrollo de Productos Sostenibles de AUDI AG. La e-gasolina de Audi es esencialmente un iso-octano líquido. Actualmente se produce a partir de biomasa en un proceso de dos pasos:

  1. En el primer paso, Global Bioenergies produce isobuteno gaseoso (C4H8) en una planta de demostración.
  2. En el segundo paso, el Centro Fraunhofer de Procesos Biotecnológicos Químicos (CBP) en Leuna utiliza hidrógeno adicional para transformarlo en iso-octano (C8H18).

El combustible está libre de azufre y benceno y, por lo tanto, es especialmente bajo en contaminantes cuando se quema. Los ingenieros de Audi están examinando ahora la combustión y el comportamiento de las emisiones del combustible renovable en un banco de motores. Como combustible sintético de alta pureza con muy buenas propiedades antidetonantes, la e-gasolina de Audi ofrece la posibilidad de aumentar aún más la compresión del motor y así incrementar la eficiencia. A medio plazo, los socios del proyecto tienen como objetivo modificar el proceso de producción para que no requiera biomasa; en este caso, el CO2 y el hidrógeno producidos a partir de fuentes renovables deberían ser suficientes materias primas.

Los combustibles alternativos de Audi ya ofrecen un gran potencial para la movilidad sostenible y ayudan a reducir las emisiones de CO2 de los motores de combustión. Hasta un 80 % en los modelos g-tron, por ejemplo, en comparación con un modelo equivalente en rendimiento funcionando con un motor de gasolina, considerando la conducción del automóvil en modo e-gas (CNG) y el proceso de producción del combustible.

Para Audi, los e-combustibles son más que un simple objeto de investigación en el laboratorio. Desde 2013, la marca de los cuatro aros ofrece Audi e-gas renovable, que tiene su origen en parte en la propia planta de la compañía en Werlte (Emsland). Los clientes llenan el depósito de
su modelo Audi g-tron en cualquier estación de servicio de GNC utilizando una tarjeta especial, y Audi alimenta la red alemana de gas natural con cantidades equivalentes de Audi e-gas, lo que garantiza los beneficios ecológicos del programa, incluyendo la correspondiente reducción de emisiones de CO2.

El Audi e-diesel también forma parte de la cartera de e-combustibles de Audi. En Dresde es Sunfire, socio de Audi, quien operó una planta piloto para producir este combustible desde finales de 2014 hasta octubre de 2016. Al igual que en Werlte, como fuente de energía se utilizó
electricidad ecológica, y el agua y el CO2 también se utilizaron como materias primas. El producto final, denominado Blue Crude, se refinaba para convertirlo en Audi e-diesel. La marca de los cuatro aros está planificando actualmente la capacidad de producción en Laufenburg, en
el cantón suizo de Aarau. Junto con sus socios Ineratec GmbH y Energiedienst Holding AG, una nueva planta piloto producirá alrededor de 400.000 litros de Audi e-diesel por año. Por primera vez, la energía hidroeléctrica será el único suministro de energía requerido para producir este ecombustible.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba