Noticia

¿Qué coches tiene el dueño de Koenigsegg? ¡Te sorprenderás!

2 fotos

Ampliar

02 de abril, 2019

Christian von Koenigsegg es el fundador y Ceo de la compañía que presume de tener en sus concesionarios el coche más rápido del mundo. Sin embargo, su garaje es la clara encarnación del refrán “en casa de herrero, cuchillo de palo”. Si quieres ver por qué, sigue leyendo.

Todos pensamos que el dueño de una marca de coches tiene en su garaje todos los modelos que comercializa la misma en el mercado. Este dato puede no seducir demasiado en caso de ser el dueño de Dacia, pero lo es bastante más en caso de ser el CEO de Koenigsegg.

Te puede interesar: Así es el nuevo Koenigsegg Jesko, el sucesor del coche más rápido del mundo

Sin embargo, el caso de Christian Von Koenigsegg, fundador y CEO de la marca de hipercoches sueca, no puede distar más de esta teoría: no tiene un sólo coche de la compañía en su garaje, es más, todos ellos son análogos a lo que su marca ofrece.

Parece que, pese a que Koenigsegg no se plantea un coche 100% eléctrico (aunque sí híbrido), Christian se mueve diariamente en un Tesla Model S P85. Además, no le vale con un modelo de la marca de Elon Musk, sino que tiene un Tesla Model 3 en camino. Su mujer tampoco utiliza un Koenigsegg Regera para ir al supermercado: tiene un práctico Volvo XC90 y, como capricho, lo alterna con un Porsche 911 Targa.

¿Cual ha sido la última adquisición del fundador de Koeingsegg?

Si tienes los ojos como platos, tenemos todavía algo que añadir. La pareja ha adquirió hace ocho meses  otro coche,  y no, tampoco es un Koenigsegg. Se trata de un Mazda MX-5 del año 1992, aunque no es uno cualquiera. Se trata del mismo coche exactamente que conducía hace 25 años, momento en el que se empezó a pensar en la creación de una marca de supercoches que retara, e incluso llegara a superar, a las más laureadas de la historia.

Este Mazda MX-5 de 1992 ha sido la última compra de Christian von Koenigsegg

2 fotos

Ampliar

Christian reveló que la oportunidad de recuperar su antiguo coche surgió cuando un empleado de su compañía se lo encontró en una exhibición de coches en Suecia: “Mi primer MX-5 volvió a mis manos hace ya ocho meses. Un empleado de la marca fue a una exhibición de coches en una isla sueca llamada Öland, y había un Mazda MX-5 negro del que se decía que ´fue el primer coche de Christian von Koenigsegg´. Entonces, me facilitó el teléfono del dueño y hablé con él”.

“Tuve que pagar un precio demasiado alto para recuperarlo, ¡Pero ahora puedo disfrutarlo en los días de verano! Está en perfecto estado y es tan agradable de conducir como lo recordaba”.

Puede que el Mazda MX-5 no sea uno de los deportivos más potentes del mercado, pero tiene algo que hace que siga encandilando hasta a los clientes más exigentes. Un hombre que está acostumbrado a moverse entre coches de más de 1.000 caballos, podría ignorar a un coche humilde como el MX-5, sin embargo, Koenigsegg afirma que el Mazda es un “buen ejemplo de cómo un coche puede ser divertido sin tener una gran cifra de potencia”.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche