Noticia

¿Qué aporta el turbocompresor electrificado desarrollado por Mercedes-AMG?

3 fotos

Ampliar

22 de junio, 2020

El departamento deportivo de Mercedes-Benz, Mercedes-AMG tendrá listo para el año 2021 su turbocompresor electrificado. Esta es su principal ventaja.

Nadie duda de que el sector del automóvil se mueve hacia la electrificación. Ahora bien, en lo que quizá muchos no habían caído es que dicha electrificación acabará cayendo directamente sobre los modelos más deportivos. En el mercado ya hay algún que otro ejemplo como los Audi SQ7 o SQ8 e incluso el motor de cuatro turbos desarrollado por BMW. Pues bien, ahora la tercera pata de este tridente alemán se suma a esta moda. Hablamos de Mercedes-AMG.

Te puede interesar: Mejoras en los Mercedes-AMG E63 2020

Son varios los modelos desarrollados por los chicos de Affalterbach que ya empelan la tecnología EQ Boost microhíbrida mediante batería de 48 voltios con la que no solo consiguen incrementar sus prestaciones sino también ser portadores, de momento, de la etiqueta medioambiental ECO de la DGT.

Ahora bien, el siguiente paso a dar por el departamento de altas prestaciones de Mercedes-Benz tiene el sello de la Fórmula 1. Desarrollado en conjunción con Garret Motion nos referimos al turbocompresor electrificado. Integrado directamente en el eje del turbocompresor, entre la turbina del lado de escape y la rueda del compresor en el lado de la admisión de aire fresco, el motor eléctrico controlado electrónicamente acciona la rueda del compresor antes de que llegue el flujo de gases de escape.

Con el turboompresor electrificado se elimina el turbo-lag.

3 fotos

Ampliar

De esta forma se mejora significativamente la inmediatez de la respuesta desde el ralentí y a lo largo de todo el régimen de giro del motor. Además, elimina el llamado “turbo lag” o retraso del turbo por lo que el motor de combustión responde de forma más instantánea a las solicitudes del acelerador convirtiendo la conducción en más dinámica y ágil. Además, la electrificación del turbocompresor permite un mayo par a bajo régimen, lo que también mejora la agilidad así como la capacidad de aceleración desde parado. Incluso cuando el conductor levanta el pie del acelerador o frena, esta tecnología de turbocompresor electrificado puede mantener la presión de sobrealimentación en todo momento, garantizando una respuesta directa y continua al volver a acelerar.

De momento, desde Mercedes-AMG son cautos a la hora de hablar del primer modelo que empleará este turbocompresor electrificado o si necesitará apoyarse en la red eléctrica de 48 voltios o bastará con la convencional de 12 V. Lo que sí conocemos es que su llegada se efectuará durante el 2021.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche