Noticia

PSA y General Motors anuncian una alianza estratégica mundial

Ampliar

29 de febrero, 2012

El fabricante automovilístico francés PSA y el estadounidense General Motors (GM) anunciaron hoy una "alianza estratégica mundial" que convertirá al gigante de Detroit en el segundo accionista del grupo galo.

General Motors, que comercializa los modelos Chevrolet, Buick, GMC, Cadillac y Opel, y PSA, responsable de Peugeot y de Citroën, mantendrán sus respectivas marcas, según han subrayado los dos grupos en un comunicado conjunto. El consorcio estadounidense se hará con un 7% del capital de PSA, convirtiéndose en el segundo accionista por detrás de la familia Peugeot.

La empresa francesa, por su parte, «tendrá que proceder a una ampliación de capital con derecho preferente de suscripción de aproximadamente 1.000 millones de euros«. La propia familia Peugeot, propietarios históricos de PSA, ha anunciado que acudirá a la ampliación de capital con unos 150 millones de euros, lo que constituye «un testimonio de la confianza en el éxito de la alianza» que hacen con General Motors, señalaron los responsables del acuerdo.

Próximas acciones conjuntas

Inicialmente, PSA y General Motors compartirán las plataformas de sus vehículos, componentes y módulos. A corto plazo se centrarán en los automóviles de pequeño y medio volumen, los monovolúmenes y los 4×4. Posteriormente, prevén desarrollar conjuntamente una nueva plataforma para coches con bajas emisiones de dióxido de carbono, que serán comercializados a partir de 2016.

Además, ambos grupos crearán una empresa conjunta para la compra mundial de productos y servicios, con un volumen conjunto de 125.000 millones de dólares, unos 93.500 millones de euros. Los dos consorcios calculan el total de las sinergias esperadas en unos 2.000 millones de dólares (unos 1.500 millones de euros) en los próximos cinco años.

«La alianza sienta las bases de cooperaciones futuras en otros campos de actividad», agregaron, y estará dirigida por un comité que reagrupará, de forma paritaria, a dirigentes de las dos sociedades. «Debe quedar claro: es una alianza, no una fusión«, y «las dos empresas seguirán operando de manera independiente», han subrayado responsables de GM y de PSA en una conferencia de prensa telefónica celebrada tras el anuncio del acuerdo.

El ministro de Industria francés, Eric Besson, ha señalado en un comunicado que la alianza será «favorable para el empleo«, enfatizando que «PSA seguirá siendo plenamente francesa», porque la familia Peugeot se mantendrá como primer accionista. Además, la alianza no afectará a las actividades de producción, por lo que ambas compañías mantendrán su independencia.

La alianza se anunció justo después del cierre de la Bolsa de París, aunque los mercados ya contaban con ella. Los títulos de Peugeot se depreciaron un 2,11% en una jornada en la que el indicador selectivo CAC-40 cerró en equilibrio (-0,04%).

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche