Noticia

¿Perjudicará al empleo la reducción de emisiones fijada por la UE?

Ampliar

20 de enero, 2019

Uno de los directivos del Grupo PSA asegura que los objetivos impuestos por la Unión Europea en materia de reducción de emisiones afectará de forma directa al empleo de la industria.

 

Parece que ya nadie duda de que el futuro de la automoción pasa por una movilidad sostenible que garantice la conservación del planeta. Precisamente por ello trabajan en Bruselas, desde donde salen y saldrán las medidas que encarrilarán el devenir de, entre otras muchas cosas, la industria automotriz, pero… ¿perjudicará al empleo la reducción de emisiones fijada por la UE? Pues el director general de Comercio del Grupo PSA para España y Portugal, Christophe Mandon, opina que sí. En concreto, considera que el acuerdo alcanzado por el Parlamento Europeo para fijar un objetivo de reducción de emisiones contaminantes para coches del 37,5% para 2030 (La UE recorta las emisiones de CO2 en los coches para 2030) será muy complicado de alcanzar y tendrá consecuencias negativas sobre el empleo.

España tendrá que fabricar baterías si quiere producir coches eléctricos

En un encuentro con la prensa española en Madrid y en línea con lo expresado por el máximo responsable del consorcio francés, Carlos Tavares, Mandon ha opinado que la pretensión de los gobiernos de la Unión Europea (UE) es muy ambiciosa y que, además, debería estar acompañada de medidas que ayuden a sostener la competitividad de la industria de automoción, según informa la agencia Europa Press.

Los Veintiocho confirmaron este miércoles el acuerdo alcanzado con el Parlamento Europeo para fijar un objetivo de reducción de emisiones contaminantes para coches del 37,5% y del 31% para furgonetas en 2030. El pacto entre ambas instituciones comunitarias incluye un objetivo intermedio de reducción de emisiones de dióxido de carbono (CO2) en 2025 del 15%, tanto para coches como para furgonetas, así como una cláusula para una posible revisión de los objetivos y para la introducción de metas vinculantes para 2035 y 2040.

Por otro lado, el directivo ha deseado un Brexit que tenga el menor impacto posible sobre la industria automovilística europea, ya que varios vehículos que salen de la línea de producción de la planta de PSA en Figueruelas (Zaragoza) van destinados al país británico.

Las plantas de Vigo y Figueruelas seguirán con vida

Mandon también ha aprovechado para tranquilizar a los trabajadores de las factorías españolas del consorcio, quienes promete que tienen asegurada su actividad durante los próximo años, por ejemplo, con llegadas como la del primer Opel 100% eléctrico a Figueruelas.

Las plantas nacionales de la compañía francesa ensamblaron 916.000 vehículos en 2018, con Citroën como la marca que más unidades fabrica en suelo español. Un 60% de las ventas de la marca del doble chevron se fabrica en España.

Sobre las caídas de ventas de vehículos diésel, Mandon explica que PSA se mantiene en línea con el resto de fabricantes, pero destaca, tal y como informa EP, que en 2018 el fabricante francés resistió la tendencia negativa del gasóleo «mejor que el mercado».

De cara a este año, el directivo considera que el mercado español experimentará un «ligero» crecimiento, en torno a un 2%, en comparación a 2018, debido al contexto «desafiante» y a la «incertidumbre» que rodea al sector de la automoción. «La incertidumbre, las dudas, el ruido, todos los comentarios que se hacen generan la espera de algunos clientes en el momento de renovar sus vehículos», apuntó.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche