Proyecto Škoda Lollipop

16 febrero, 2009, modificada el 24 enero, 2011 por

Se trata de una iniciativa que entronca con los valores de la marca. El fabricante checo define como valores que la caracteriza la sostenibilidad, el dinamismo, la fiabilidad y el“Human Touch”, un toque humano y próximo que la lleva a estar no sólo cerca de su cliente sino cerca de aquella problemática social en la que pueda aportar su contribución.

Se trata de una iniciativa que entronca con los valores de la marca. El fabricante checo define como valores que la caracteriza la sostenibilidad, el dinamismo, la fiabilidad y el“Human Touch”, un toque humano y próximo que la lleva a estar no sólo cerca de su cliente sino cerca de aquella problemática social en la que pueda aportar su contribución.

Škoda presentó la escuela de negocios ESADE Madrid el proyecto de responsabilidad corporativa Škoda Lollipop. El acto, que se celebró coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Cáncer Infantil, contó con la asistencia de Iñaki Nieto, director de la firma, Adelaida Fisas, presidenta de la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer, Diego Torres, profesor de ESADE, y de Alberto Iñurrategui el escalador español más joven en coronar catorce ochomiles e imagen de la marca.


Se trata de un proyecto de responsabilidad social corporativa alineado con los valores de la marca y apoyado por la red de concesionarios. Škoda define como valores que la caracteriza la sostenibilidad, el dinamismo, la fiabilidad y el“Human Touch”, un toque humano y próximo que la lleva a estar no sólo cerca de su cliente sino cerca de aquella problemática social en la que la marca pueda aportar su contribución.


El concepto “Human Touch” se traduce en tres valores concretos: esfuerzo, entusiasmo y dedicación. Unos valores que se reflejan en todas las acciones de Škoda y que se quieren llevar más allá para comunicar el valor de la marca y estrechar la relación con los concesionarios y con los clientes.


De este posicionamiento surge el compromiso de crear un proyecto de responsabilidad social corporativa que esté alienado con los valores de la marca. Con la ayuda de la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social (FDCIS), una fundación dedicada al estudio del potencial del deporte y la cultura como herramientas de integración social, se ha desarrollado este programa de responsabilidad social corporativa. La elección de esta Fundación no es casual ya que Škoda está volcada en el patrocino de actividades deportivas como el de la Selección Española de Balonmano, el equipo ciclista Euskaltel, el Tour de Francia o el Giro de Italia.


A través de la Fundación se buscó una causa a la que la marca pudiera vincularse y cuyas características estuvieran alineadas con su estrategia. Así, la Federación Española de Niños con Cáncer (FEPNC), una asociación que reúne, a través de 15 asociaciones locales, cerca de 20.000 familias de niños y adolescentes que padecen cáncer, encajaba con este proyecto. En España se diagnostican anualmente 1.200 nuevos casos de cáncer en niños y adolescentes. Un 75% de ellos remiten a los cinco años del diagnóstico pero los efectos de la enfermedad afectan a toda la familia durante mucho más tiempo. El cáncer infantil implica necesidades de orden sanitario pero también otros de tipo psicológico, moral, económico, asistencial, educativo…


Los objetivos de esta colaboración con la FEPNC son tres: dar cobertura a la Federación a través de la divulgación de sus actividades y problemática, apoyo logístico para sus necesidades y apoyo económico a través de la recaudación de fondos.


Con estos ingredientes, en enero de 2008 se presentó durante la convención anual de la marca, el proyecto a la red de concesionarios de Škoda. Durante las sesiones de trabajo se explicaron las necesidades de la FEPNC para que todos los asistentes pudieran aportar ideas e involucrarse en esta primera fase del proyecto.


Partiendo de las tres necesidades básicas presentadas: divulgativa, logística y económica, la red de concesionarios aportó gran número de propuestas de actuación. Unas ideas que poco a poco se han ido transformando en diferentes acciones llevadas a cabo durante todo el año 2008 y que han servido de punto de partida para el Proyecto Škoda Lollipop. Un proyecto que está empezando pero que quiere llegar muy lejos con la colaboración no sólo de la red de concesionarios de Škoda sino también con otros muchos entes. La puesta en marcha de Proyecto Škoda Lollipop quiere ser el punto de partida de un efecto replica que se extienda a todos los niveles tanto dentro de la organización como fuera.
 
Durante 2008, Škoda puso en marchas diversas acciones encaminadas a dar las primeras soluciones a las tres necesidades planteadas por la Federación. En primer lugar, Škoda quiso dar notoriedad al proyecto para conseguir divulgarlo y llegar al mayor número de público posible. Así, se pusieron en marcha diversas acciones como la construcción de la web http://www.skodalollipop.es donde se explica el proyecto, se ofrecen noticias relacionadas con el mismo y el usuario puede ver cuales son los próximos eventos.


Durante el pasado Salón Internacional del Automóvil de Madrid el proyecto tuvo un espacio destacado en el stand de la marca para divulgar el Proyecto Škoda Lollipop entre los visitantes de la feria o, también se llegó a un gran público gracias a la campaña de lonas publicitarias que se realizó en Madrid y Barcelona durante el mes de marzo de 2008 con la imagen del proyecto. Además, personajes de la talla de Alberto Iñurrategi, el escalador español más joven en coronar catorce ochomiles, David Barrufet, capitán de la selección Española de Balonmano, o el ciclista Samuel Sánchez, medalla de oro en las pasadas Olimpiadas de Pekín, embajadores de Škoda, dan apoyo a este proyecto. También se ha realizado diferentes talleres deportivos para los niños durante todo 2008 con la colaboración de importantes figuras del mundo del balonmano.


El segundo de los pilares básicos del Proyecto Škoda Lollipop es el apoyo logítisco a la FEPNC. Para ello, Škoda, a través de su red de concesionarios, ha iniciado la cesión de un vehículo a cada una de las 15 asociaciones que forman parte de la FEPNC. Se trata del Škoda Roomster, el vehículo más familiar de nuestra gama, que está serigrafiado con el logo del proyecto. A través de la cesión de estos vehículos, las diferentes asociaciones cubren sus necesidades logísticas para trasladar a los niños y sus familias a los diferentes hospitales para su tratamiento.


Por último, en el campo de la ayuda económica a la FEPNC se han realizado diversas actividades de captación de fondos como el partido de balonmano benéfico que se organizó en Gijón el pasado mes de junio de 2008. Un partido entre la Selección Nacional Junior y un equipo formado por exjugadores de la Selección Nacional de la talla de Iñaki Urdangarín, Enric Massip, Xavier O’Callaghan o Jaume Fort. También se organizó durante el mes de junio un partido benéfico de balonmano para recaudar fondos para la FEPNC en Igualada.


Además, en el campo de la ayuda económica, durante todo 2008 se ha ido trabajando en la puesta en marcha de un nuevo“opcional” para toda la gama Škoda: el “opcional Lollippop”. El cliente dispondrá en el momento de la compra y especificación de un vehículo Škoda de un opcional más a añadir al equipamiento de su vehículo y cuyo importe será de 25, 50 o 100 euros. La comprar de este opcional es voluntaria y la recaudación del mismo irá directamente a la FEPNC. Si tenemos en cuenta que Škoda vendió en 2008 20.000 vehículos, para este año 2009, si un 10% de los compradores escogen este opcional, tendremos más de 2.000 aportaciones a la causa. Al comprar el“opcional Lollipop”, el cliente obtendrá un pack de bienvenida que incluye unos códigos para acceder a la parte privada de la web www.skodalollipop.es con contenidos exclusivos.


Škoda va a seguir apostando por este proyecto de responsabilidad social corporativa durante todo este año 2009. La implementación del opcional Lollipop en toda nuestra red de concesionarios, la entrega de todos los vehículos a las asociaciones integradas en la Federación y continuar con la tarea de divulgación de la causa van a seguir siendo los pilares de actuación de la marca y de toda la red de concesionarios.


Los objetivos de esta iniciativa de responsabilidad social corporativa han sido no sólo la vinculación de Škoda con una causa sino integrar a toda la red de concesionarios en el proyecto colaborando con las asociaciones regionales de familias afectadas y, en última instancia, involucrar también al cliente que así lo desee. No se trata de un proyecto de grandes cifras y acciones de gran visibilidad sino de permeabilización de todos los integrantes de la marca Škoda.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba