Noticia

Prost, F1 turbo y Mónaco: espectáculo y nostalgia

Ampliar

28 de mayo, 2014

Por un lado, monoplazas de Fórmula 1 de la “era del turbo”, de los años 70 y 80. Por otro, un escenario tan especial como el de Mónaco… El resultado es una combinación casi perfecta para los seguidores más veteranos de la F1.

En el fin de semana del 10 y 11 de mayo tuvo lugar la cita anual del Grand Prix Historique de Mónaco. En esta novena edición destacó el protagonismo de Alain Prost, que se puso a los mandos de un Renault F1 Turbo (RE40) de 1983, perteneciente a la colección de clásicos de la marca francesa.

Aquel año, el piloto francés ganó cuatro carreras, se hizo con 3 poles y se llevó el subcampeonato, justo antes de fichar por McLaren. Fue una época que quedó marcada en la memoria de los aficionados. En la cita de 2014, dedicada a los modelos clásicos, los amantes de este deporte disfrutaron de los 750 CV del motor Renault V6 turbo rodando por las actuales calles de la ciudad, con el gran Prost manejando con maestría de nuevo “su” monoplaza.

También deleitó al público con varias vueltas al circuito Pierre Jabouille, el primer piloto que se puso al volante de un Renault con motor turbo. En la cita de 2014, Jabouille hizo disfrutar a los presentes con ese mismo monoplaza, el Turbo RS 01 que pilotó oficialmente en 1977 y 1978, ganando con él por primera vez en 1979.
Ambos pilotos revivieron una época de revolución técnica protagonizada por las pioneras mecánicas de Renault. Unas décadas después, la “Renault Energy F1 Power Unit” de 2014 ha cogido el testigo para seguir desarrollando motorizaciones de este tipo, que han vuelto este año al Mundial, lo cual también se trasladará a los futuros propulsores de los modelos de calle y ediciones limitadas.

Fuente: Tallerator.es

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche