Prohibido usar el navegador

El director general de Tráfico, Pere Navarro, aseguró que en la próxima reforma legislativa en materia de seguridad vial se introducirá como infracción el uso del navegador mientras el vehículo está en marcha.

El director general de Tráfico, Pere Navarro, aseguró que en la próxima reforma legislativa en materia de seguridad vial se introducirá como infracción el uso del navegador mientras el vehículo está en marcha.

Navarro había manifestado en varias ocasiones que la Dirección General de Tráfico ( DGT ) estaba estudiando prohibir la utilización del GPS cuando se conduce, iniciativa que finalmente llevará a cabo, ya que considera que su uso es una distracción que aumenta el riesgo de accidente.


Asimismo, el director de Tráfico indicó ante los fiscales delegados de Seguridad Vial de toda España que el teléfono móvil es una de las principales causas de las distracciones entre los conductores.


En este sentido, recalcó que “con el móvil en la mano el riesgo de accidente se multiplica por más de cuatro”, en tanto que “hablar por teléfono a través del manos libres multiplica por tres la posibilidad de accidente”. “Está sancionado utilizar el teléfono móvil mientras se conduce, pero se nos coló el manos libres”, agregó.


Planes municipales
Navarro señaló que los municipios con más de 40.000 habitantes tendrán en el futuro la obligación de desarrollar un plan de seguridad vial específico. Los ayuntamientos implantarán este programa para “combatir la siniestralidad urbana”, y lo podrán hacer en dos fases: una primera, que será voluntaria, y otra segunda que será obligatoria. El director general de Tráfico apuntó que en los núcleos urbanos se producen la mayoría de “atropellos y de accidentes en los cruces”, hecho que apenas ocurre en las carreteras. Además, dijo que las vías urbanas tienen “el problema de los ciclomotores”.


En cuanto al uso del cinturón de seguridad, Navarro indicó que el 90% de los conductores y copilotos lo utilizan, en tanto que los acompañantes situados en los asientos traseros del vehículo se lo ponen en un 75% de los casos. De cualquier modo, reconoció que la “asignatura pendiente” es su uso en los núcleos urbanas.


Además, dijo que un 99% de los motoristas utiliza el casco en carretera, aunque existe “un problema” en el litoral mediterráneo por la ausencia de su uso.


Finalmente, recalcó que las medidas puestas en marcha en estos últimos años para combatir la siniestralidad vial han hecho posible que 2007 finalizara con menos de 3.000 fallecidos en las carreteras. “Es el cuarto año consecutivo que descienden los accidentes y el número de víctimas mortales. Estamos en el buen camino”, concluyó.


 

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba