Problemas con los Jeep Grand Cherokee Trackhawk

Problemas con los Jeep Grand Cherokee Trackhawk

Parece que esta bestia parda de más de 700 CV tiene más problemas para alimentar a su caballería que para administrar su potencia. La NHTSA ha llamado al orden a la marca americana para que revise las líneas de gasolina del Jeep Grand Cherokee Trackhawk.

Parece que el título de todo terreno más rápido del mundo está haciendo menos ruido que los incendios que han hecho que la NHTSA ( National Highway Traffic Safety Administration, algo así como la DGT en EE.UU. que vela por la seguridad en las carreteras) llame al orden a Jeep por los problemas en los conductos de gasolina del Jeep Grand Cherokee Trackhawk.

Con sus 707 CV, es la versión más potente del Jeep Grand Cherokee y ningún otro 4×4 ofrece semejante rendimiento de serie. Su mecánica V8 de 6,2 litros es el prototípico motor americano con cilindrada, potencia y par a raudales, además de un sonido que hace que uno se gire a ver por dónde se acerca esa tormenta.

Puede que te interese: Qué difrencia hay entre el par y la potencia de un motor

Obviamente, semejante caballería necesita un suministro constante de combustible para mantenerse al galope, y esto requiere de un sistema de alimentación convenientemente dimensionado, y aquí parece ser que está el problema.

Peligro de incendio en los Jeep Grand Cherokee Trackhawk

Los conductos de gasolina de este modelo fallan y pueden provocar incendios.
Los conductos de gasolina de este modelo fallan y pueden provocar incendios.
Ampliar

Según la NHTSA, los conductos de combustible del Trackhawk no aguantan su dura faena y han sufrido colapsos que han provocado fugas de combustible, lo que puede acabar en un incendio fatal. Por ello, se considera un defecto en la seguridad y se ha obligado a llamar a revisión a los Grand Cherokee equipados con el potente motor Hellcat para ser sometidos a una exhaustiva revisión que garantice su seguridad.

La partida de canalizaciones defectuosas afecta a los modelos producidos entre el 10 de noviembre y el 10 de diciembre, fechas en las cuales Martinrea International (fabricante de los componentes) incorporó un nuevo sistema de control de calidad que se ha demostrado ineficaz. Esto afecta a un total de 1.242 Grand Cherokee Trackhawk vendidos en los EE.UU.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba