Noticia

Problema de seguridad con los cinturones de Arona, Ibiza y Polo

Ampliar

11 de mayo, 2018

Seat Arona, Seat Ibiza y Volkswagen Polo (todos ellos comparten la misma plataforma MQB-A0) serán llamados a revisión porque sus cinturones traseros pueden soltarse involuntariamente en determinadas situaciones. Seat afirma que el fallo está localizado y solucionado y están pendientes de su homologación para proceder a su reparación.

Las alarmas en Seat y Volkswagen han saltado al difundirse un fallo de seguridad grave en tres modelos que comparten la plataforma MQB-A0: el Seat Arona, el Seat Ibiza y el Volkswagen Polo. El broche del cinturón de la plaza trasera izquierda (la que va detrás del conductor) se puede abrir involuntariamente en determinadas situaciones, dejando a ese pasajero sin la protección y poniendo en riesgo su integridad y la del conductor.

Este defecto confirmado ha hecho que en Seat y Volkswagen (son las únicas que han lanzado ya modelos al mercado con esta plataforma, mientras que Skoda todavía no la emplea) se hayan puesto manos a la obra para buscar una solución que, según nos confirman desde Seat, ya está ensayada y con una acción correctiva definitiva.

Cuál es el fallo de los cinturones del Seat Arona, Seat Ibiza y VW Polo

Un defecto en el diseño del pulsador que libera la hebilla del cinturón trasero hace que, en determinadas circunstancias,  se abra el broche, dejando suelto al pasajero de la plaza trasera izquierda (la que va detrás del conductor). Esto sucede sólo cuando van tres pasajeros en las plazas traseras y se produce un movimiento brusco en zig-zag (por ejemplo, en una maniobra de esquiva, algo frecuente en determinados tipos de accidente).

La mala casualidad es ésa: que precisamente los accidentes en los que es necesario mantener al pasajero sujeto con el cinturón suceden después de un movimiento brusco de la carrocería del vehículo, de modo que este fallo es muy grave para la seguridad, puesto que deja sin protección al pasajero de esa plaza y a los demás ocupantes, que pueden ser golpeados por éste al no ir sujeto.

Todo parece indicar que, en esos casos de inercias laterales fuertes, la hebilla del pasajero de la plaza central toca la del pasajero izquierdo  y abre el broche, exactamente igual que si nosotros pulsásemos el botón a propósito.

Cúal es la solución al fallo de los cinturones del Seat Arona, Ibiza y VW Polo

El defecto está claramente localizado y ya tienen la solución: modificar el anclaje del broche del cinturón. Seat y Volkswagen han iniciado a ponerse en contacto con todos los propietarios de los 420.000 vehículos afectados por este defecto para su corrección.

Si tienes un Seat Arona, Seat Ibiza o Volkswagen Polo de última generación ponte en contacto con tu concesionario oficial lo antes posible. De todos modos, en un plazo breve deberías recibir la llamada para llevar a cabo la campaña para sustituir el cinturón trasero, por supuesto, sin coste para el cliente.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • Arturo

    a fecha de hoy, 08/10/2018 sigue sin solucionarse. No podemos utilizar las cinco plazas del vehículo

    • Rubén Fidalgo

      Hola Arturo, gracias por comentarlo. Espero que pronto os solucionen el problema.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche