Probamos el Dacia Lodgy dCi 90 CV Lauréate

21 enero, 2013, modificada el 9 agosto, 2017 por

El Dacia Lodgy, un modelo en el que el espacio y las soluciones prácticas son las premisas más importantes, se comercializa en nuestro mercado. Hemos tenido una semana para comprobar hasta qué punto cumple las expectativas, ¿quieres saberlo?

Probamos el Dacia Lodgy dCi 90 CV Lauréate32

Quedan muy lejos los Dacia 1300; este modelo no era más que un Renault 12 al que le ponían un nuevo frontal y llantas. Se trataba de un coche muy robusto y sencillo, pero ya estaba claramente desfasado en 2004, año en que cesó su producción.

Desde entonces, la cosa ha cambiado bastante para la marca, sobre todo en los últimos tiempos, ya que ha remozado su gama con los nuevos Dacia Logan y Sandero, mostrando un producto mucho más maduro y refinado.

En medio de esta revolución, la firma presenta su primer monovolumen, el Lodgy, disponible tanto con 5 como con 7 plazas. Un coche que, en cuanto supe de su lanzamiento, pensé en él como en el taxi ideal:

  • Precio ajustado, por lo que se amortiza rápidamente.
  • Equipamiento suficiente.
  • Amplitud interior.
  • Fácil acceso al habitáculo.
  • Coche sencillo y fácil de mantener que, a priori, debería de ser fiable.
Prueba Dacia Lodgy 1.5 dCi Laureate, Rubén Fidalgo32
El Lodgy es fácil de conducir.

Por fin llegó el día de poder comprobar estos apartados y, para la ocasión, elegimos la versión de 7 plazas y la mecánica diésel 1.5 dCi de 90 CV, que me ha sorprendido por la solvencia con la que mueve un vehículo tan voluminoso.

Al “vernos cara a cara”, me ha llamado la atención lo alto que es su frontal. No me lo explico, porque la mecánica va varios centímetros más abajo que el capó delantero. Esto hace que su vista lateral recuerde a una furgoneta industrial, con una enorme cantidad de “chapa” desde el borde del neumático delantero hasta el plano del capó. Personalmente, no me acaba de “convencer”, aunque imagino que tendrá sus ventajas en cuanto a la protección de peatones, ya que aumentamos la superficie de contacto y, por lo tanto, reducimos la presión del impacto.

La vista trasera me resulta más atractiva y moderna, con un portón vertical -para aprovechar cada centímetro del interior- y unos grupos ópticos grandes y visibles.

Prueba Dacia Lodgy 1.5 dCi Laureate, interior, Rubén Fidalgo32
El interior en dos colores rompe la monotonía.

Al abrir la puerta, encuentro la característica común a todos los Dacia: unas manillas de tacto frágil que dejan la misma sensación que cuando le das la mano a alguien que la deja “muerta”... Es una primera impresión no muy positiva.

Pero, una vez dentro, nos encontramos con unos asientos de buen aspecto y un salpicadero que ofrece un toque de alegría con acabados en dos tonos. La postura de conducción es correcta y la instrumentación, atractiva. Sorprende lo lejos que queda el techo de mi cabeza, lo que obliga a “colocar” unos parasoles grandes como carpetas.

El equipo de audio y navegador, por primera vez en Dacia, viste mucho el interior, dando una imagen de coche de mayor categoría. Sin embargo, observo una serie de problemas de uso que veremos a lo largo de la prueba.

Llave en el contacto y… en marcha. El motor diésel está bastante bien aislado y no molesta en el interior. Metemos primera (con el tacto típico de los coches franceses: suave, pero algo impreciso) y empezamos el “examen”.

Llenamos el Dacia Lodgy

Aunque su habitáculo es enorme, su tamaño exterior no lo es tanto, lo que nos facilita mucho la vida en la ciudad (sobre todo, la gran superficie acristalada, que nos otorga una visibilidad excelente del tráfico). Aparcar ya es otra cosa. El Dacia Lodgy es un coche bastante ancho y largo; afortunadamente, el sensor de aparcamiento y una dirección con un buen radio de giro facilitan mucho las cosas, al igual que el portón trasero vertical: conocemos el final del coche perfectamente.

Prueba Dacia Lodgy 1.5 dCi Laureate, interior, Rubén Fidalgo32
El acceso a la tercera fila está bien solucionado.

Entrar y salir del Dacia Lodgy es muy fácil. Los asientos están a una altura perfecta y, como el techo es tan alto, casi podemos meternos directamente de la calle al habitáculo: no hay ni que estirarse, ni agacharse.

Los consumos en ciudad, sin Start&Stop, no se disparan demasiado. Lo cierto es que no es un coche tan pesado como su aspecto hace pensar, así que no le cuesta tanto iniciar la marcha tras cada parada, por lo que nos movemos con medias de 6,8 l/100 km (que no están mal para este tipo de coches).

Salgo de la ciudad y empiezo mi viaje por carretera. El Lodgy es cómodo y no se lleva nada mal: frena mejor de lo que me esperaba pese a sus tambores traseros y la estabilidad es correcta. En mitad del puerto de los Leones me llaman por teléfono: el manos libres se oye bien, pero, cuando quiero colgar, la pantalla táctil no obedece por mucho que pulso la tecla; echo aliento en la mano, lo intento de nuevo y… nada, ni caso. La pantalla se queda colgada. Apago el equipo y, al volver a encenderse, ya puedo seguir escuchando las noticias.

A lo largo del viaje de 600 km, por carretera y autovía a límites legales, el consumo ha sido de 6,3 l/100km. Es una cifra muy buena, teniendo en cuenta la penalización aerodinámica. Unas ruedas con una medida discreta, pero muy acertada, sin duda contribuyen a ello.

Prueba Dacia Lodgy 1.5 dCi Laureate, motor, Rubén Fidalgo32
El motor mueve con decencia el conjunto.

Empieza a hacer ya bastante frío y me pregunto si el pequeño 1.5 diésel es capaz de generar calor suficiente como para caldear el enorme habitáculo del Lodgy. Sin problemas. Los mandos de la climatización se manejan fácilmente y están bien ubicados (no como el del limitador de velocidad, al lado del botón para desempañar la luneta térmica).

Una vez en mi terreno, llamo a unos amigos para probar la capacidad de carga del Lodgy. He planeado una excursión con parte de la pandilla; cuando paso a recoger a los 6 me doy cuenta de una cosa que ya me ha costado alguna multa llevando mis coches clásicos en el remolque: ¿cuál es el peso máximo que puedo trasladar en este modelo? Miro en la ficha técnica y veo que la diferencia entre el PMA y el peso en orden de marcha del Lodgy es de poco más de 500 kg. Alguno de mis colegas pesa menos de 70 kg, pero no todos, así que… “Lo siento chicos, no puedo llevaros… Tendrán que venir vuestras esbeltas novias, vosotros sois muy pesados“. Algunos empiezan a saludarme de nuevo estos días.

Con las 6 damas en el Lodgy, me fui de excursión al límite de su peso máximo autorizado. Pese a la carga, el motor de 90 CV seguía moviendo bien el Dacia, aunque los consumos subieron hasta casi los 7 l/100 km en carretera a ritmo tranquilo. Descubro que los asientos de la última fila son ideales para llevar a los niños: están tan lejos que no les oyes. Tal vez por eso una de las chicas se quedó dormida… hasta que, en la primera curva un poco rápida del trayecto, se clavó un pendiente en el cuello al rozarse con el cinturón de la plaza central, que pasa entre las cabezas de los dos ocupantes de la última fila: resulta muy molesto.

Vídeo del Dacia Lodgy

El Dacia Lodgy, en la pista de pruebas

La estabilidad de este coche me ha sorprendido gratamente. Con un esquema de suspensiones tan sencillo y frenos de tambor traseros, esperaba unas reacciones menos eficaces que las que he encontrado. Afortunadamente, el tamaño de los neumáticos es muy correcto y su agarre tiene un buen equilibrio con la capacidad de trabajo de los muelles y amortiguadores.

Prueba Dacia Lodgy 1.5 dCi Laureate, interior, Rubén Fidalgo32
Dinámicamente es como una furgoneta.

Lógicamente, no se trata de un coche eficaz, pero al menos tiene unas reacciones seguras. Su enorme batalla le facilita las cosas en autopistas y autovías, donde el único enemigo son los vientos laterales (ojo con los adelantamientos a los camiones los días que haya mucho aire).

En el circuito, con la pista muy mojada, las reacciones han sido muy nobles, avisando con mucha antelación de que estamos llegando al límite.

Los tambores traseros hacen trabajar el ABS más de lo necesario por su tendencia a bloquear las ruedas, lo que alarga un poco las distancias de frenado. Sigo sin creerme que sean más baratos de fabricar que los discos, cuando sus mecanismos, con muchas más piezas, son mucho más complicados.

Conclusión

El Dacia Lodgy me ha parecido una opción interesante, aunque preferiría que fuese más coherente en algunos detalles, como su pantalla táctil. Si quiero ofrecer un producto con un precio rompedor, prefiero soluciones sencillas, pero que funcionen, frente a alardes que a veces fallan.

Tampoco veo lógico homologar un vehículo con 7 plazas cuando su capacidad de carga no llega a los 600 kg la mayoría de la gente no presta atención a este dato, lo sé, pero sigue siendo ilegal conducir un vehículo con más peso del que permite su ficha técnica.

Prueba Dacia Lodgy 1.5 dCi Laureate, interior, Rubén Fidalgo32
Los anclajes de los asientos traseros son muy frágiles.

Detalles de seguridad, como el anclaje que fija los asientos de la fila central (que es de plástico, como puedes ver en las fotos) o el cinturón central entre las cabezas de los pasajeros traseros, tampoco me han convencido. El primero, porque, en caso de accidente, es mejor contar con un anclaje metálico para contener la carga del maletero, con el fin de que no invada el habitáculo. El segundo, porque llevar una cinta de nylon cerca de la oreja no me parece buena idea.

Por lo demás, me parece un coche muy interesante. Es amplio, los consumos son ajustados, se viaja de manera muy confortable en él y su equipamiento es muy completo. En definitiva, el Dacia Lodgy ofrece mucho, por relativamente poco.

¿Buscas un coche como éste?

¿Te interesa el Dacia Lodgy, pero quizás con otra motorización o acabado? En la sección Coches nuevos de Autocasion.com puedes encontrar interesantes ofertas: utiliza el buscador para localizarlas por marca y modelo o por carrocería. Por ejemplo, en el caso del Dacia Lodgy puedes consultar su oferta más destacada y también las de sus rivales.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

12 Comentarios

Rubén Fidalgo 21 enero, 2013

Lamentablemente, el Test Euroncap confirma algunas sospechas sobre la falta de seguridad de algunos elementos del Lodgy.

manu 21 enero, 2013

La mayoria tendrá más en cuenta el precio que la seguridad, yo creo…

perez 21 enero, 2013

Un consumo de poco más de 6 litros me parece una cifra muy lograda. Mola este Lodgy!!

Rubén Fidalgo 21 enero, 2013

La verdad es que el consumo conseguido pese a su tremenda superficie frontal es muy bueno. El desarrollo del cambio está muy bien elegido.

Igar73 22 enero, 2013

Conviene recordar que el Lodgy deriva de la plataforma del Scenic II (2003)
El Scenic II, que tuvo 5 estrellas en su día, tampoco superaría los actuales e “infalibles” test de €uronCap

kaf123 22 enero, 2013

Yo tengo un Scenic II, eso quiere decir que no es seguro?
Un saludo!

Rubén Fidalgo 22 enero, 2013

Aunque la plataforma sea la misma, os aseguro que los anclajes de sus asientos no lo son, por ejemplo. Personalmente, la fijación del respaldo de la fila central me parece muy mala, con un gancho de plástico que dudo sea capaz de contener la carga del maletero en caso de impacto. Tampoco la estructura de las puertas es la misma.

david 26 enero, 2013

Este lodgy NO tiene la misma plataforma que el Scenic II, es asombroso la facilidad que tiene lagente para hablar sin saber y quedarse tan ancha.

Maroani 28 enero, 2013

La capacidad de carga del Lodgy es en Motor 1.5 cdi de 90 caballos es de 665 Kg que sale a 95 kg por persona contando a 7 personas osea queno se por que escribes el no poder llevar a tus amigos.

Rubén Fidalgo 28 enero, 2013

Hola Maroani, muchas gracias por tu interesante aportación. Sin embargo en la ficha técnica del Lodgy de pruebas figuraba una TARA de 1313 kg y un PMA de 1903 kg, menos de 600 kg de carga admisible. Con 7 pasajeros me sale una media de 84 kg de peso por cada uno, teniendo en cuenta que yo ya peso 110 kg… ya sabes porqué no pude llevar a 6 amigos más…

JJ López 17 agosto, 2013

Dices que el indice de carga es de poco mas de 500 kg, y después resulta que son 590 kg.

Por lo demás es una prueba muy cómoda de leer. Un saludo.

carlos 2 junio, 2014

Las 3 estrellas de euroncap es por falta de ayuda electronica en seguridad y sensor de cintos, vamos el pitido… no riene nada que ver con la estructura del coche.. igual le pasa al duster. Tienen las mismas estrellas en priteccion de adultos que un evoque o similar.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba