Noticia

El príncipe indio que se vengó de Rolls Royce

Ampliar

21 de abril, 2020

Un antiguo príncipe indio es el protagonista de una curiosa historia de humillación y venganza con Rolls Royce. Te contamos la leyenda.

Este confinamiento que nos toca vivir es ideal para recordar historias del mundo del automóvil que pueden hacer las delicias de los pequeños y grandes aficionados a las cuatro ruedas.

Este es el caso de la leyenda, no está todavía claro si de verdad tuvo lugar o no, de Jai Singh Prabhakar, un Maharajá (o rey) del estado principesco de Alwar (India) desde 1892 hasta 1937.

Cuentan que este monarca viajó en 1920 a Londres de incógnito y durante su estancia en la capital inglesa, sin ningún signo que indicara su linaje, acudió a un concesionario de Rolls-Royce, cuyos coches siempre habían gustado al gobernante indio.

Tal vez te interese:  5 cosas que (quizás) no sabías de Rolls Royce

La idea de Prabhakar era conocer las características de cada uno de los modelos y sus precios con el objetivo de una potencial compra. No obstante, su sorpresa fue mayúscula y muy desagradable: fue tratado con desprecio y le invitaron a abandonar el lugar.

El monarca, en lugar de revelar su identidad en ese instante, decidió vengarse de tal afrenta y ordenó organizar una visita al mismo concesionario pero haciendo gala de su verdadera identidad.

Un príncipe indio vengativo

Al poco tiempo, el monarca regresó al concesionario de Rolls-Royce usando su ropa protocolaria y acompañado por su séquito. Prabhakar fue recibido en una alfombra roja y con todos los honores. Probó seis modelos, los compró y ordenó que se los enviaran a la India.

De vuelta a casa, el maharajá decidió que los seis Rolls-Royce se encargaran de recolectar los residuos de la ciudad, un trabajo “humillante” para coches de tan alto prestigio. La noticia se hizo popular en la India e, incluso, en Inglaterra, llegando incluso a los oídos de la marca británica de coches de lujo.

 Así ha cambiado el comprador de Rolls Royce

Viendo el desprestigio que eso suponía y el daño a su imagen que podría provocar, Rolls-Royce expresó oficialmente sus disculpas y, como compensación, envió otras seis unidades de sus modelos al monarca indio que, según cuenta la leyenda, aceptó sin problemas.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche