Noticia

Alonso, a la caza de Vettel, que podría ganar Mundial en Austin

Ampliar

15 de noviembre, 2012

El español Fernando Alonso (Ferrari) intentará dar caza en el recuperado Gran Premio de Estados Unidos de Fórmula Uno -que se disputará este fin de semana en la inédita Austin (Texas)- a Sebastian Vettel (Red Bull). El alemán es líder de un Mundial que podría resolverse a su favor este mismo domingo.

Sebastian Vettel -ganador de los dos últimos Mundiales de F1– lidera el campeonato con 255 puntos, diez más que el bicampeón asturiano. Fernando Alonso era el primero en la tabla al terminar el periplo europeo, pero Vettel venció en cuatro de las cinco últimas carreras (Singapur, Japón, Corea del Sur e India) y no sólo tomó el liderato, sino que en Austin, donde se disputará por primera vez un Gran Premio de Estados Unidos -vuelve al calendario tras haberse llevado a cabo por última vez en 2007, en Indianápolis-, dispondrá de su primera ‘bola de partido’. Curiosamente, podría resolverla a su favor en su GP numero 100.

El campeón de Heppenheim se podría anotar su tercera corona seguida si logra sumar en el recién construido Circuito de las Américas 15 puntos más que Alonso, el otro aspirante a convertirse en el tricampeón más joven de la historia. El español intentará por todos los medios que el duelo se resuelva una semana más tarde en Sao Paulo, sede del último Gran Premio, el de Brasil. Allí, Fernando ya festejó sus dos títulos en 2005 y 2006 (con Renault).

Alonso debe confiar en el definitivo avance de Ferrari para darle la vuelta al Mundial en Estados Unidos, hasta donde está previsto el desplazamiento de numerosos mexicanos y venezolanos para apoyar a sus compatriotas Sergio Pérez (Sauber)Pastor Maldonado (Williams).

Por su parte, el otro español en pista, Pedro de la Rosa, intentará abstraerse de la difícil situación de su escudería, la española HRT -recientemente puesta en venta-, y buscará en Austin sacar lo máximo del monoplaza del equipo que dirige Luis Pérez-Sala.

El Mundial de Constructores será para Red Bull… salvo catásfrofe

Lo que parece imposible es que a la escudería austriaca, que dominó los dos últimos certámenes gracias a las genialidades del ingeniero inglés Adrian Newey -el diseñador estrella de la F1-, se le escape el Mundial de Constructores: a Vettel y al australiano Mark Webber les basta sumar cuatro puntos entre ambos para festejar otro titulo de equipos este mismo fin de semana en Texas.

El trazado, al igual que el resto de las últimas pistas incorporadas a la Fórmula Uno, ha sido concebido por el alemán Hermann Tilke. El nuevo circuito de Austin -al que el domingo está previsto que se den 56 vueltas, para completar un recorrido de 308,8 kilómetros- tiene una longitud de 5.516 metros y una zona de DRS, en la recta entre la undécima y la duodécima de sus veinte curvas.

Su inauguración como pista de competición de Fórmula Uno se lleva a cabo con los entrenamientos libres del viernes, en la víspera del tercer y último ensayo, que precederá a la calificación que ordenará la parrilla de salida de un Gran Premio en el que -al igual que los de Singapur, Corea, Abu Dabi y Brasil- se rodará en sentido inverso al movimiento de las manecillas del reloj.

Pirelli, suministrador único de neumáticos, ha elegido los compuestos medios (raya blanca) y duros (plateada) para un gran premio en el que comparten récord de victorias -cinco- el alemán Michael Schumacher (Mercedes) y el brasileño Ayrton Senna; y que ganó por última vez, en 2007, el inglés Lewis Hamilton (McLaren).

El piloto británico se anotó el último GP de Estados Unidos en Indianápolis, una de las nueve sedes que hasta ahora ha tenido esta prueba, disputada por primera vez en Sebring, en 1959, y que en Austin estrenará el décimo escenario y celebrará su 52ª edición.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche