No tires un viejo BMW X5, transfórmalo

No tires un viejo BMW X5, transfórmalo

Estos entusiastas se niegan a tirar a la chatarra un viejo BMW X5 casi destrozado. En vez de ello, lo han preparado para transformarlo en una especie de bestia 4x4 con la que disfrutar todavía durante un buen puñado de horas.

La fórmula no tiene nada de nuevo: coge un coche viejo y destartalado, aprovecha bien lo que sirva y dale un nuevo enfoque. Esto es lo que han hecho este grupo de amigos con un BMW X5 de primera generación (E53) y no veas cómo lo disfrutan.

Lo primero que hicieron fue llevarse al taller un BMW X5 cuyo destino era el desguace. El único requisito es que mecánicamente funcionase, pero todo lo demás deprimiría a cualquiera: carrocería llena de golpes, interior destrozado, averías eléctricas por todas partes… En vez de invertir decenas de miles de euros en un 4×4 y prepararlo a tope, cogieron este ejemplar por unos pocos euros, terminaron de desguazar todo lo que no valía, pusieron unas ruedas más apropiadas para salir fuera del asfalto y listo.

La verdad es que lo disfrutaron el doble. Seguro que coger la sierra para cortar el techo, arrancar la instalación eléctrica y todos los accesorios innecesarios, puede que hasta vender alguna de las piezas para amortizar más la inversión, también fue un placer.

Una vez “canibalizado”, añadieron al BMW una jaula antivuelco. Esto tiene dos fines. Por un lado garantiza protección en caso de vuelco, pero el fin principal es reforzar la estructura del coche. El X5 de primera generación no es un dechado de rigidez torsional ni siquiera en perfecto estado, pero si encima le cortamos el techo, se partiría intentando cruzar la primera cuneta.

Así es la segunda vida de este BMW X5.

Vídeo del BMW X5 más bestia

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba