Posavasos y sensores para crear el Ford GT, deportivo de carretera

Posavasos y sensores para crear el Ford GT, deportivo de carretera

El Ford GT es un superdeportivo desarrollado por Ford Performance. El desarrollo de este sucesor de un mito se ha centrado en aportar las sensaciones de un verdadero deportivo combinadas con el confort de un turismo.

El nuevo Ford GT es un superdeportivo, ganador de Le Mans, que aúna las bondades de un turismo con el rendimiento y dinamismo de un vehículo de carreras. Más de 50 sensores, que monitorizan el rendimiento y comportamiento del vehículo, el entorno externo y las respuestas del conductor, logran hacer del sucesor del “40 pulgadas” un auténtico deportivo de competición en las calles.

Los sensores de altas prestaciones del Ford GT toman información en tiempo real de diferentes factores como la posición de los pedales, el volante y el alerón trasero desplegable pasando por la humedad ambiental y los niveles de brillo solar.

100 GB de datos son generados cada hora ( cantidad de información equivalente a 25.000 canciones) y se procesan con más de 25 sistemas de computación de a bordo pasando más de 10 millones de líneas de código de software, supera a un cazabombardero F-35 Lightning II. Todos estos sistemas pueden analizar 300 MB de datos cada segundo.

“Los sofisticados sistemas de computación del Ford GT trabajan mano a mano con la arquitectura de competición del modelo para mejorar su rendimiento y también para ofrecer una mayor versatilidad y flexibilidad”, asegura Dave Pericak, director global de Ford Performance. “Al monitorizar constantemente respuestas, cargas de vehículo y entorno y ajustar el perfil y las respuestas del coche a medida, el Ford GT es tan estable y sensible a 300 km/h como a 30 km/h”.

Ford GT interior
Ford GT interior
Ampliar

Estos sensores y sistemas de computarización, incorporados en el Ford GT, permiten que se ajusten constantemente los parámetros de rendimiento del motor, el control electrónico de estabilidad, la suspensión activa y la aerodinámica activa a los diferentes modos de conducción configurables, logrando prestaciones óptimas en cualquier escenario de conducción.

Otros sensores y sisteams se dedican a mejorar el confort del vehículo tanto en la carretera como en la pista, incluye el sistema de comunicación SYNC 3 de Ford y climatizador automático.

Además, el nuevo deportivo americano incorpora soluciones que permiten a los conductores/pilotos del Ford GT disfrutar de una experiencia de coche de competición, con una velocidad punta de 347 km/h, como la posición fija del asiento. La base del asiento del conductor está fijada en su posición óptima lo que permitió a los ingenieros de Ford Performance desarrollar un chasis de fibra de carbono con un área frontal muy baja facilitando el rendimiento aerodinámico. El ajuste de la posición de conducción se lleva a cabo modificando la posición de los pedales y del volante multifunción.

El Ford GT se ha centrado en ofrecer una experiencia de auténtico deportivo para los 1.000 afortunados propietarios de una unidad a través de los cuatro años de producción confirmada para este modelo. Aunque también ofrece características comunes con otros modelos de la gama Ford.

Posavasos en la consola central del Ford GT.
Posavasos en la consola central del Ford GT.
Ampliar

La incorporación de posavasos retráctiles es una de las características que distinguen a la versión de carretera del Ford GT de su homólogo de competición. Estos posavasos se han realizado en aluminio y se ocultan en la consola central. También encontraremos un espacio de almacenaje bajo el asiento del conductor y bolsillos tras los asientos.

El Ford GT también incorpora el sistema de repostaje Ford Easy Fuel, equipa de serie en todos los modelos de la gama Ford. Este sistema permite un repostaje más fácil y evita que se utilice el combustible equivocado en el motor de gasolina EcoBoost V6 de 3.5 litros y 647 CV del superdeportivo americano.

“Desarrollamos las versiones del Ford GT para circuito y carretera a la vez, y eso llevó a algunas soluciones de ingeniería creativas, tales como la jaula antivuelco totalmente integrada de la versión de carretera que también cumple con los estándares de seguridad en carrera de la FIA añadiendo tan solo un pequeño número de elementos”, ha afirmado Pericack. “Desde el turbo a los posavasos, cada pieza del Ford GT ha sido desarrollada con la experiencia de conducción como punto de partida”.

 

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba