Porsche ion-litio

25 noviembre, 2009

Disponible para los 911 GT3, 911 GT3 RS y Boxster Spyder.

Porsche AG es el primer fabricante de automóviles en el mundo que ofrece una batería con tecnología de ión-litio. La nueva batería tiene un peso inferior a 6 kg, y es más de 10 kg más ligera que una batería de plomo convencional de 60 Ah.


La nueva batería de ión-litio estará disponible desde enero de 2010 para el 911 GT3, el 911 GT3 RS y el Boxster Spyder, y será una opción que se entregue con el vehículo, a un precio de 2.092 euros en el mercado español, impuestos incluidos.


Esta batería se dará como un elemento separado junto con el vehículo y, por tanto, podrá ser instalada como una alternativa a la batería convencional. Los vehículos se entregarán con ambas baterías, de manera que puedan ser utilizadas a lo largo de todo el año. Aunque la batería ligera ofrece unos estándares muy altos para la conducción cotidiana, su capacidad para arrancar se ve limitada cuando las temperaturas están por debajo de 0ºC, debido a sus características específicas.


La razón principal para el desarrollo y lanzamiento de la nueva batería fue su menor peso. En los deportivos, construidos para conseguir unas cualidades de marcha superiores, como es el caso de las 2 versiones del 911 GT3 y del Boxster Spyder, un peso más bajo significa lógicamente mayor agilidad y dinamismo. Tanto en longitud como en anchura la batería de ión-litio exhibe las mismas dimensiones que una batería convencional, pero es aproximadamente 70 mm más baja. Los puntos de sujeción, las conexiones eléctricas y el rango de voltaje son totalmente compatibles con las conexiones y anclajes del vehículo, permitiendo la sustitución de la batería de plomo por una ligera de forma rápida y sencilla, por ejemplo, cuando se está compitiendo en circuito.


Con su capacidad nominal de 18 Ah la batería de ión-litio ofrece, gracias a sus características específicas, unas prestaciones y una corriente de salida que no sólo son comparables a las de las baterías de plomo de 60 Ah, sino que las mejoran en muchas ocasiones. En una batería de coche convencional únicamente alrededor del 30% de su capacidad total está disponible en la práctica, debido a la configuración del sistema; esta restricción no es aplicable a las de ión-litio. Por el contrario, debido a las características de su estructura y, en particular, a que la composición química de los electrolitos es independiente del nivel de carga, una batería de ión-litio ofrece casi el 100% de su capacidad permanentemente.


La entrega de potencia en una batería de ión-litio es bastante mejor en todo su rango de carga, con lo que proporciona la máxima energía, por ejemplo, al arrancar el motor, independientemente del nivel de carga que tenga en ese momento. Después de que el motor haya arrancado, la nueva batería de Porsche muestra también beneficios en el proceso de carga. Es capaz de recuperar más potencia que una batería convencional gracias a una resistencia interna menor y, así, se recarga de forma más rápida.


Otro beneficio suplementario es que la batería de ión-litio permite un número de ciclos de carga/descarga superior, a lo que hay que añadir 2 ventajas más, como un menor efecto de autodescarga y una mayor vida útil.


La batería de ión-litio con la que Porsche se convertirá en pionera en ese terreno está compuesta por una fina capa de carbón y fosfato de hierro, con una película cerámica humedecida por el electrolito que sirve de separación entre ambas. Comparada con otros tipos de baterías de ión-litio que usan una combinación de óxido de manganeso, óxido de cobalto o níquel, ésta de ión-litio-fosfato (como se la conoce) ofrece ventajas cuando se utiliza para el arranque. Su robustez y consistencia garantizan el voltaje habitual de 12 V para la red de a bordo del vehículo.


La batería ligera está compuesta por 4 celdas y controles electrónicos integrados. Este sistema de gestión la protege de las descargas principales y garantiza un nivel de carga homogéneo dentro de las celdas individuales. Una vez que el voltaje de la batería cae por debajo de cierto umbral, una señal recuerda al conductor que debe recargarla, simplemente a través del motor mientras conduce normalmente, o bien con el típico cargador.


La nueva batería de ión-litio estará disponible como accesorio de Porsche Tequipment desde febrero de 2010 en los 3 modelos citados. El precio de venta en España, si se compra como recambio después de haber adquirido el coche, es de 2.436 euros, impuestos incluidos.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba