Noticia

Porsche investiga para que no tengas que tirar tu coche de combustión

2 fotos

Ampliar

03 de diciembre, 2020

La marca alemana está muy involucrada en el desarrollo de eco combustibles que permitan seguir usando motores de combustión al reducir drásticamente las emisiones de gases contaminantes con su uso.

El desarrollo de combustibles sintéticos no es nada nuevo. Durante la Segunda Guerra Mundial los alemanes avanzaron mucho en este campo para obtener mantener en marcha su maquinaria de guerra pese a la escasez de recursos petrolíferos y elaborar gasolinas a partir de recursos que no eran el petróleo. Siete décadas después la historia se repite, aunque ahora la finalidad es desarrollar combustibles que no emitan gases contaminantes por su uso o bien que dichas emisiones se puedan compensar en su ciclo de uso.

Porsche, junto con Siemens (que recibirá una ayuda estatal de ocho millones de euros) y otras importantes empresas punteras en el desarrollo de energías renovables, lideran el proyecto «Haru Oni» en la región chilena de Magallanes para la elaboración de combustibles no contaminantes, conocidos como e-fuels.

En la fase piloto, que arrancará en 2022, se alcanzará una producción de alrededor de 130.000 litros. En dos fases adicionales, la capacidad se incrementará a unos 55 millones de litros anuales en 2024 y 550 millones de litros en 2026. Porsche será el principal cliente del combustible ecológico. Otros socios del proyecto son la energética AME, la petrolera ENAP de Chile y la compañía italiana Enel.

Para Christian Bruch, CEO de Siemens Energy: “Establecer una economía energética sostenible requiere de un gran replanteamiento. La energía renovable ya no se producirá solo donde se necesite, sino donde los recursos naturales como el viento y el sol estén disponibles a gran escala. Por lo tanto, van a surgir nuevas cadenas de suministro en todo el mundo para transportar energía renovable de una región a otra. Esta idea cobra especial interés para Alemania, que tendrá que importar energía para satisfacer su demanda nacional. El hidrógeno desempeñará un papel cada vez más importante en el almacenamiento y transporte de la energía. Es por eso que el apoyo del gobierno alemán al proyecto es algo realmente importante«.

Porsche como cliente preferente

Porsche será el primero de la lista para poder utilizar este tipo de combustibles.

2 fotos

Ampliar

Para ganarse su puesto preferente y garantizar que sus vehículos podrán beneficiarse de estos eco combustibles, Porsche ha puesto sobre la mesa 20 millones de euros inicialmente. En un principio, el uso del eco combustible se hará en vehículos de competición Porsche, en los Porsche Experience Center y, más adelante, también en vehículos de producción en serie.

En palabras de Oliver Blume, Presidente del Consejo de Dirección de Porsche AG: “La movilidad eléctrica es una de las principales prioridades de Porsche. Los combustibles sintéticos para automóviles son un complemento útil, siempre que se produzcan en lugares del mundo donde se disponga de un excedente de energía sostenible. Son un elemento adicional en el camino hacia la descarbonización. Sus ventajas radican en su facilidad de aplicación: este tipo de combustibles se pueden utilizar en motores de combustión e híbridos enchufables, y pueden hacer uso de la red existente de estaciones de servicio. Utilizándolos, podemos contribuir aún más a proteger el clima. Como fabricante de motores eficientes y de alto rendimiento, en Porsche tenemos una amplia experiencia técnica. Sabemos exactamente qué características deben tener los combustibles que necesitan nuestros motores para funcionar con un impacto mínimo en el clima. Nuestra participación en la primera planta integrada y comercial de e-fuels del mundo respalda el desarrollo de los combustibles alternativos del futuro«.

Peter Altmaier, ministro de Economía alemán, ha manifestado: “El hidrógeno es un elemento clave para llevar a cabo con éxito la transformación energética en todos los sectores. Por eso, con nuestra Estrategia Nacional del Hidrógeno, pretendemos aprovechar las oportunidades que ofrece el este gas para la política climática, energética y económica. Sabemos que no podremos cubrir nuestra demanda solo con la producción nacional y que necesitaremos acuerdos internacionales. Por eso, me complace ver que Porsche y Siemens Energy están desarrollando la capacidad de producción en otros países, junto con estructuras de importación de hidrógeno renovable y sus productos secundarios. Gracias al saber hacer alemán, por primera vez, la innovación de laboratorio será trasladada a una planta de fabricación industrial”.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • Duracero

    Han pasado más de 80 años del Hindenburg, que estaba relleno de hidrógeno y no de helio, que es inerte. Además, se trata del elemento menos denso de la naturaleza y por tanto más difícil de confinar. Por último resulta indetectable incluso en combustión, pues no emana humo, ni siquiera CO2. Pienso que la seguridad debería primar sobre el medio ambiente, ambos importantes.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche