Porsche gana el juicio por la muerte de Paul Walker

Porsche gana el juicio por la muerte de Paul Walker

El juez ha declarado inocente a Porsche tras el juicio por la muerte de Paul Walker. Ahora, a la marca alemana le queda enfrentarse en los tribunales a la hija y al padre del actor.

Paul Walker murió hace tres años, pero este hecho sigue coleando, al menos a nivel judicial. El actor se estrelló en 2013 en un Porsche Carrera GT 2005 y Kristine Rodas, la viuda de su acompañante, denunció a la marca alemana por fabricar un coche sin las medidas de seguridad adecuadas.

Años después del suceso, el juez federal Felipe Gutiérez ha dictaminado que es imposible probar que el Porsche sea responsable de la muerte del actor y de Roger Rodas, piloto del vehículo. Esto supone una victoria para la marca alemana, aunque aún le quedan dos causas pendientes interpuestas por la hija y el padre de Paul Walker.

Aunque la investigación policial certificó que el accidente cerca de Santa Clarita (Los Ángeles) fue causado por la alta velocidad. En noviembre, Porsche declaró que la muerte del actor se debió a su “propia culpa” debido a que “asumió de forma consciente y voluntaria todos los riesgos y peligros”.

Además, la marca alemana aseguró que el Carrera GT fue “mal utilizado sin pasar el mantenimiento adecuado”. La hija de Walker, por su parte, va a “continuar la lucha para hacer a Porsche responsable de la venta de un vehículo defectuoso que mata”.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba