Noticia

Vonnen electrifica el Porsche 911 Turbo S: más diversión, mismo consumo

2 fotos

Ampliar

18 de febrero, 2020

Vonnen es un especialista en electrificar modelos de Porsche y lo demuestra con la creación de un 911 Turbo S eléctrico con unas prestaciones increíbles.

A la espera de que Porsche se decida a fabricar un 911 eléctrico o plug in, tienes la opción de convertir el tuyo en un híbrido enchufable. Ponte en contacto con el fabricante Vonnen y el preparador Kelly-Moss, que ya han unido sus fuerzas para convertir un 911 Turbo S del 2014 en un híbrido enchufable.

El sueño de todo amante del medio ambiente que quiere seguir disfrutando de la conducción de su Porsche sin ningún tipo de remordimiento se ha cumplido.

Puede que te interese: Así ha evolucionado el 911 en 8 generaciones

Denominado Vonnen Shadow Drive, Vonnen ha desarrollado un kit eléctrico para los modelos 911, Boxster y Cayman y, aprovechando su asociación con Kelly Moss, ha decidido presentar un ejemplo de su buen trabajo.

Porsche 911 Turbo S, ahora eléctrico

Así, ha presentado su primer modelo con este sistema. Se trata de un Porsche 911 Turbo S de 2014, cuyo motor 3,8 litros bóxer de seis cilindros biturbo incorpora ahora una unidad eléctrica integrada entre el propio bloque y la transmisión, sustituyendo el volante de inercia original.

Este nuevo propulsor eléctrico ofrece 150 CV de potencia y 203 Nm de par motor que se suman a las cifras que ya ofrece la mecánica de cilindros opuestos (560 CV y 750 Nm). De esta manera, las cifras conjuntas dejan pasmado al más pintado: 710 CV y 953 Nm.

Porsche 911 por Vonnen

2 fotos

Ampliar

Las prestaciones, de esta manera, se ven mejoradas, tanto en aceleración de 0 a 100 km/h (de 4 segundos a 3,6) y en el cuarto de milla (se reducen casi dos segundos), como en las recuperaciones, convirtiendo este 911 eléctrico en un auténtico superdeportivo (si no lo era ya).

Según Vonnen, se mantienen el sonido y las sensaciones al volante que nos podía conferir el 911 original. Además, ni el consumo ni las emisiones se ven afectadas, ya que el peso del kit (77 kg) no es significativo.

«Es como añadir el par instantáneo de un Tesla a la emoción de conducción cruda de un Porsche, lo mejor de ambos mundos», señala un representante de Kelly-Moss. «La capacidad de aumentar la energía sin sacrificar la economía del combustible, las emisiones y la manejabilidad realmente lo diferencia de los sumadores de potencia tradicionales».

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche