Por qué en Europa no podría matarte un coche autónomo

Por qué en Europa no podría matarte un coche autónomo

La noticia de la primera víctima mortal provocada por un vehículo autónomo ha corrido como la pólvora y pone en duda una tecnología que, supuestamente, tiene como principal finalidad el acabar precisamente con los accidentes mortales. ¿Podría suceder un accidente así en Europa? Vamos a verlo.

No ser los primeros a veces es una ventaja y esto parece claro en el caso del desarrollo de los coches autónomos. Muchas voces denunciaban que Europa estaba muy atrasada en el desarrollo de la tecnología de coches autónomos porque sus autoridades no permitían realizar ensayos en tráfico real con la misma libertad que en EE.UU. o China. Parece que el accidente mortal del coche autónomo de Uber da la razón al proteccionismo de nuestras autoridades. ¿Por qué en Europa no podría matarte un coche autónomo? principalmente porque sus ensayos en tráfico real están muy restringidos y siempre muy supervisados… pero esto no significa que aquí no pudiera suceder y es que la ley de Murphy siempre va de copiloto.

Siempre que se analiza un accidente sorprenden la cantidad de condiciones excepcionales que coinciden en un mismo momento en un mismo punto del universo. Los titulares tienden a ser exagerados y cuando se habla del coche autónomo siempre se dice que el objetivo de esta tecnología es que no muera nadie en un accidente de tráfico. A ver, ésa es la idea, pero obviamente es imposible.

La realidad es que más del 90% de los accidentes mortales tienen como causa principal un error humano. Si eliminamos al humano de la ecucación es evidente que ya reducimos muchísimo el riesgo de un accidente mortal. Podemos suponer que simplemente por anular los errores humanos ya bajamos las víctimas mortales un 90%, pero esto no es del todo cierto porque, aunque saquemos al hombre de la ecuación, metemos otros factores en ella. Sí, los coches autónomos serán muchísimo más seguros, pero no, no serán infalibles, sencillamente porque las casualidades existen, es más, nosotros mismos existimos gracias a una mera casualidad.

En Europa circulan coches autónomos, pero muy supervisados

El motivo principal por el cual en Europa es mucho menos probable que un coche autónomo provoque un accidente mortal es porque, además de haber menos ensayos que en EE.UU. o China, los vehículos de pruebas que salen a circular en tráfico real lo hacen exclusivamente en determinadas vías y siempre bajo control.

No es que en los demás países los coches experimentales campen a sus anchas y con total libertad, pero desde luego sí más que en Europa. Los países en los cuáles se están haciendo ensayos en tráfico real en Europa sólo permiten estas pruebas en determinados tramos de carretera y a velocidades controladas.

Esto es porque saben que en esas zonas pueden ver y controlar en todo momento lo que está sucediendo, cuáles son las condiciones del tráfico en tiempo real y, ante el más mínimo indicio de que la probabilidad de un accidente aumente, cancelar el ensayo y alertar al equipo de pruebas de que asuma el control del vehículo.

Cuando hace unos años en España vimos un modelo autónomo de Citroën viajando de Vigo a Madrid, ese coche estuvo en todo momento custodiado por los responsables del proyecto, pero también por la DGT y autoridades y se habría abortado la prueba ante la menor incidencia.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba