Podrás confundir un coche autónomo con una pegatina

Podrás confundir un coche autónomo con una pegatina

Un equipo de investigadores de diferentes universidades de Estados Unidos han estudiado una de las vulneravilidades de los vehículos autónomos, la lectura de señales. El resultado ha sido que es posible engañar a los sistemas de control con simples pegatinas.

La vorágine del desarrollo del coche autónomo está dejando muchas preguntas que todavía carecen de respuesta. Ya conocemos que los hackers podrían introducirse en los sistemas de control de nuestros vehículos autónomos, pero también pueden ser confundidos con métodos mucho más sencillos, incluso, de forma involuntaria. Un equipo de investigadores ha trabajado sobre la hipótesis de que las pegatina que se encuentran en algunas señales de tráfico son suficiente para perturbar el funcionamiento de vehículo autónomo, los resultados son sorprendentes.

El equipo se formaba por investigadores de la Universidad de Washington, la Universidad de Michigan, La universidad de Stony Brook y la US Berkeley, que utilizaban una impresora y una cámara para engañar a los sistemas de visión y control de los vehículos autónomos.

Uno de los métodos utilizados para engañar a los sistemas de los coches con capacidad de conducción autónoma ha sido la impresión de póster o pegatinas que se colocaban sobre las señales existentes. El resultado ante el ojo humano es un color algo apagado o desgastado, pero en los coches esta señal de STOP se confundía con una de limitación de velocidad en diferentes cruces probados. En el laboratorio es un simple ejercicio de investigación peor ene l mundo real podría tener consecuencias graves.

Una simulación de señal de STOP desgastada se confunde con una de limitación de velocidad.
Una simulación de señal de STOP desgastada se confunde con una de limitación de velocidad.
Ampliar

Otra de las pruebas era ligeramente más “de andar por casa”. El equipo de investigadores pegó unas cuantas pegatinas pequeñas en diferentes señales de STOP, logrando el mismo efecto que la cobertura completa. Estas pegatinas con letras provocaron la confusión de los vehículos autónomos.

Pegatinas grises colocadas sobre una flecha de dirección obligatoria hacían que los vehículos de prueba lo confundiesen con letreros de STOP o carteles adicionales.

Cualquier persona podría aprovechar esta vulnerabilidad. Un ciudadano que quiera meterse con el vehículo autónomo podría usar dar con la clave con un sencillo “juego” de prueba o error. Todo con una simple impresora a color doméstica y papel adhesivo.

Existen diferentes sistemas para asegurarse de que esta amenaza queda neutralizada. Los investigadores han corroborado que si los fabricantes utilizasen información contextual podrían asegurase de que se están leyendo las diferentes señales correctamente, no solo fiando esto a los sistemas de visión. Esto añadiría cierto nivel de seguridad porque podríamos encontrar un cartel de 90 km/h en una calle o un pueblo.
Los resultados del estudio fueron publicados en el documentos Robust Physical-World Atacks a Machine Learning Models.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba