Noticia

Las autoridades de EE.UU. piden a Tesla que repare 158.000 de sus coches

Ampliar

19 de enero, 2021

Las pantallas táctiles del Tesla Model S y del Tesla Model X están dando problemas y la administración de EE.UU. ya ha pedido que se reparen.

Las autoridades del tráfico estadounidenses han solicitado a Tesla que revise un total de 158.000 unidades de sus modelos Tesla Model S y Tesla Model X por un problema en las pantallas táctiles de ambos automóviles, que podrían aumentar el riesgo de sufrir un accidente.

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA) envió a Tesla una carta formal solicitando la reparación de estas unidades. El problema tiene que ver con los chips de memoria utilizados en las pantallas de los coches fabricados entre 2012 y 2018, que se desgastan, haciendo que la pantalla deje de funcionar.

Problemas en la pantalla táctil de Tesla Model S y Tesla Model X

Tesla ha implementado algunas actualizaciones para mitigar algunos de los problemas que estaban sufriendo las pantallas táctiles de sus coches, pero la NHTSA sostiene que no son suficientes y ha pedido formalmente que la compañía norteamericana actúe sobre ellas y las repare.

La máxima autoridad sobre el Tráfico en los Estados Unidos defiende que el fallo de la micro unidad de control (MCU) es «un defecto relacionado con la seguridad del vehículo» que puede generar una serie de problemas a la seguridad. Entre ellos, destacan la pérdida de las imágenes de la cámara de visión trasera y los controles de la calefacción, el aire acondicionado y la descongelación de las lunetas.

Puede que te interese: Prueba a fondo del Tesla Model X

Además, puede producirse  la posible pérdida de los sonidos y alertas audibles asociados a los indicadores y a la función de piloto automático Autopilot de asistencia al conductor.

Los coches en cuestión, Tesla Model S entre 2012 y 2018 y Tesla Model X entre 2016 y 2018,  equipan un procesador Nvidia Tegra 3, con un dispositivo de memoria flash integrado. Parte de la memoria se utiliza cada vez que el vehículo se pone en marcha.

 Un Tesla Model Y pierde el techo al poco de salir del concesionario

Y cuando se alcanza la capacidad máxima, el MCU falla. Todas las MCU equipadas con este chip eventualmente dejarán de funcionar, y eso que  la mayoría tienen una vida útil de 10 años.

La NHTSA abrió una investigación sobre los vehículos en junio, considerando la información proporcionada por Tesla y consumidores. Se recibieron quejas de que Tesla requería que los propietarios pagaran para reemplazar las unidades una vez que las garantías habían expirado.

La compañía no está obligada a cumplir la petición de llamada a revisión de la agencia federal pero, si no lo hace, deberá darle una explicación convincente al regulador.

Videoprueba del Tesla Model S P100D

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche