Noticia

Peugeot RCZ

Ampliar

22 de septiembre, 2011

Incorpora las características que todo coupé deportivo debe poseer. Su línea moderna y atrevida le confiere un atractivo particular y mantiene un interior exclusivo destinado al disfrute del conductor. Es el primer modelo de Peugeot que no tiene una denominación con números.

Es el primer modelo fabricado por Peugeot que no integra en su denominación número alguno. El RCZ ha sido concebido para ser el símbolo de la distinción y la exclusividad de la firma francesa y, por ello, su concepto de diseño se aleja del patrón habitual de la marca. Se trata de un coupé deportivo compacto de 2+2 plazas destinado a la clientela moderna que busca diferenciarse a la vez que establece un nuevo sello distintivo para el diseño de futuros modelos de Peugeot. Su nacimiento se remonta a 2007, cuando apareció como concept car, para inmediatamente salir al mercado al año siguiente.

Modernidad en abundancia

Atlético, elegante y aerodinámico, el diseño del RCZ ofrece nuevos equilibrios armoniosos y enérgicos basados en una arquitectura original. La sensualidad que expresa el doble abombamiento del techo y de la luneta trasera así como sus dos arcos en aluminio, son sus características más destacadas.

En su interior, encontramos una posición de conducción ideal, un salpicadero de diseño fluido y limpio, materiales nobles y tecnológicos;  todo en el habitáculo del RCZ se orienta inmediatamente hacia el «piloto» en un ambiente deportivo y elitista. Sin embargo, el Peugeot RCZ tampoco olvida la practicidad y ofrece 2 plazas traseras de apoyo cuyo respaldo puede abatirse para aumentar un maletero con uno de los volúmenes de carga más generosos de su categoría —de 384 a 760 litros—.

Potencia acorde con su deportividad

Con un peso controlado, una trabajada aerodinámica y modernas tecnologías en sus motores, el RCZ propone una innovadora fusión entre prestaciones y respeto por el medio ambiente. Así, las motorizaciones disponibles son cuatro: dos variantes gasolina 1.6 de 156 CV, con la posibilidad de escoger caja de cambios manual o automática, otra con la misma cilindrada y 200 CV y una versión diesel 2.0 HDi de 163 CV.

Amplio abanico de opciones

De acuerdo con su posicionamiento representativo  y de gran dinamismo, y más allá de sus innovaciones mecánicas y de diseño, el RCZ dispone de equipamientos y de ayudas a la conducción sofisticados: control de tracción inteligente integrado de serie en el ESP, ayuda al arranque en pendiente —de serie—, WIP COM 3D —sistema multimedia alto de gama—, faros bi-xenón direccionales, etc.

También propone una oferta de personalización más que interesante para permitir que cada cliente convierta su coche en un objeto único. Entre los equipamiento adicionales destacan el techo de carbono, tres tipos de decoración de la carrocería, rejilla de parachoques, retrovisores y pinzas de freno en negro brillante o llantas de aleación de 18 y 19 pulgadas en varios colores.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche