Noticia

Peugeot crea el Grip Control para las superficies más peliagudas

Ampliar

30 de diciembre, 2015

Consta de cinco modos diferentes que activamos en función de la superficie sobre la que estemos. Lo normal será conducir en el modo Standard, pero en función del suelo, habrá otras cuatro posibilidades más.

Peugeot cuenta con el sistema de optimización de la motricidad llamado Grip Control, una tecnología ideal para carreteras inhóspitas en zonas de nieve o barro. Esto provoca que las ruedas motrices, las delanteras, reciben una limitación del par motor y una gestión de la frenada.

Hay cinco modos diferentes para elegir: modo standard, que se destina a condiciones de carretera normales sin problemas de adherencia. También el modo nieve, que adapta el control de tracción a las condiciones existentes. Una vez superados los 50 km/h, el Grip Control activa el modo Standard.

En caso de conducir sobre barro o hierba húmeda, el Grip Control asegura que la rueda con más adherencia sea la que más par reciba. Funciona con un diferencial de deslizamiento limitado para ello. Se mantiene activo si no superamos los 80 km/h.

El modo Arena mantiene el deslizamiento de las dos ruedas motrices de forma simultánea. Así, el Grip Control limita las posibilidades de quedar atrapado en la arena. Funciona hasta los 120 km/h. Por último, al activar el modo ESP Off, podremos gestionar la motricidad de manera autónoma hasta los 50 km/h.

Los modelos de Peugeot que disfrutan de esta tecnología son los 2008, 3008, 508 RXH y Peugeot Partner.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche