Noticia

Peugeot-Citroën suprimirá 6.000 empleos en Europa en 2012

Ampliar

26 de octubre, 2011

El grupo PSA (Peugeot-Citroën) ha anunciado que planea la supresión el año próximo de 6.000 empleos en Europa, 5.000 en administración y 1.000 en producción, dentro de un programa de ahorro para hacer frente al deterioro de las cuentas en el tercer trimestre y al contexto del mercado europeo.

La dirección de PSA presentó al comité de empresa europeo reunido en París el programa de ajuste de 800 millones de euros en 2012, de los que 400 millones saldrán de la reducción de efectivos.

En un comunicado, la compañía explicó que lo que plantea es eliminar 2.500 puestos de su plantilla de las actividades de administración en Europa, a los que se añadirían otros tantos de interinos y de colaboradores externos igualmente en esas actividades.

A eso se añadiría la desaparición de 1.000 empleados dedicados a la producción de vehículos y eventualmente los que se vieran afectados por «una reestructuración de su dispositivo» para la fabricación de motos «en estudio».

PSA presentará más adelante cómo afectará esta reducción de efectivos a cada país (en España, la factoría del grupo en Villaverde ha anunciado que su ERE ya se enmarca en estas medidas). El grupo ha puesto el acento en que «estas medidas pretenden una simplificación de las estructuras del grupo o un ajuste de la carga de proyectos, en particular en el comercio, la mercadotecnia, la informática y la investigación y el desarrollo». También buscan «sacar beneficios de la relación con los proveedores estratégicos».

Aseguró que en cada región aplicará «medidas de acompañamiento» sobre la base del acuerdo firmado con los sindicatos en marzo de 2010 y que contempla «reconversiones externas o internas«.

Su intención es, «como lo ha hecho siempre, encontrar una solución para cada asalariado, con un enfoque responsable y conforme a sus valores».

En la práctica, no se contratará a nuevos empleados para cubrir las vacantes de los que se jubilan y se finiquitarán unos 2.500 contratos de prestaciones externas que serán en parte reemplazados por trabajadores de la empresa.

A la vista de la ralentización del volumen de negocio en el tercer trimestre, con la caída de los ingresos de su división automovilística en ese periodo, PSA ha revisado sus expectativas y ahora espera que el resultado operativo de esa división en 2011 se sitúe «cerca del equilibrio».

La cifra de negocios en los nueve primeros meses del año fue de 44.585 millones de euros, un incremento del 7,7% respecto al mismo periodo de 2010, pero si sólo se tiene en cuenta el tercer trimestre, la subida se limitó al 3,5% con 13.450 millones, explicó PSA en un comunicado.

Las ventas de coches en ese tercer trimestre se redujeron un 2,5% hasta finales de septiembre, con 788.000 unidades matriculadas, debido al «retroceso marcado» en Europa, que sólo fue parcialmente compensado con el crecimiento fuera del Viejo Continente.

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche