Noticia

Peugeot 807

Ampliar

20 de septiembre, 2011

Destinado a la familia y a quienes no encuentren en el mercado una oferta con espacio suficiente para sus necesidades. En su última remodelación, Peugeot otorgó al 807 un aspecto distintivo con detalles modernos y un equipamiento de primer orden.

Lanzado en abril de 2002, el Peugeot 807 es el monovolumen más amplio ofrecido por la firma francesa, que ha querido ofrecer a un selecto grupo de clientes un modelo con un estilo actualizado, con motores dinámicos y un amplio espacio interior.

Atractivo y sobre todo, espacioso

Desde el inicio desde su comercialización, varios han sido los elementos exteriores que han sufrido algún que otro retoque. Así, la parte delantera, de inspiración similar a la de otros modelos de Peugeot, cuenta con una rejilla con detalles cromados horizontales así como una moldura, también de cromo, que rodea la carrocería. En esa línea detallista, las manillas de las puertas también han sido decoradas en este material. En la parte trasera, el logotipo de la marca ha crecido en tamaño mientras que el embellecedor cromado del portón integra el nombre de la marca.

En el habitáculo, los acabados y distintos elementos evolucionan para satisfacer las necesidades de una clientela cada vez más exigente. Los diferentes materiales plásticos que componen el salpicadero y las contrapuertas han sido elaborados en color negro “Mistral”.

El empleo del cromo también tiene su protagonismo en el interior y los tiradores de las puertas, la palanca cambio y las salidas de aireación, lo que contribuye al ambiente de alta gama del conjunto. En cuanto a la colocación de los mandos principales, cabe destacar que estos se han trasladado a la consola central, situados todos ellos en una posición visible y ergonómica, lo que permite liberar espacio entre los asientos del conductor y pasajero.

La extraordinaria modularidad del interior abre terreno a múltiples combinaciones gracias a la inteligente configuración de la mecánica de los asientos. El Peugeot 807 puede acoger hasta ocho pasajeros y permite transportar objetos de tamaño considerable.

Comportamiento inmejorable

En lo referente al comportamiento en carretera, el 807 cuenta con una estabilidad notable a pesar de su tamaño y peso gracias a unas suspensiones con una estructura de trenes rodantes evolucionados, en especial con un travesaño trasero deformable reelaborado que actúa como estabilizador.

La oferta de motores disponibles está compuesta por dos mecánicas diesel 2.0 HDi de 16V con una potencia de 136 y 163 CV. Esta última está disponible con caja de cambio automática y registra un consumo de 5,9 l/100 km —7,2 litros con el cambio automático— al igual que la variante de menor potencia.

Muy “tecnológico”

El equipamiento del Peugeot 807 está compuesto por seis airbags que se despliegan hasta en la tercera fila, climatizador bizona, control de estabilidad ESP, encendido automático de luces, limitador y regulador de velocidad. Además cuenta con la posibilidad de incorporar los novedosos sistemas de navegación y audio que ofrece Peugeot como son la función de navegación WIP, kit Manos Libres WIP Nav y Radio CD MP3 con Bluetooth.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche