Noticia

Peugeot 508

Ampliar

20 de septiembre, 2011

Un corto periodo de tiempo en el mercado le ha bastado a esta atractiva berlina, sustituta del 407, para gozar del respeto del gran público. Cuenta con un diseño elegante y mejora en habitabilidad respecto al modelo al que reemplaza. Una apuesta segura.

Con el 508, la marca reafirma su presencia y sus ambiciones en uno de sus segmentos históricos: el de las grandes berlinas. Inició su comercialización a comienzos de 2011 con el objetivo de hacer olvidar el anterior 407 y parece que lo ha conseguido.

Su principal reto era mejorar la ya de por sí interesante amplitud de este modelo, por lo que, con una longitud de 4,79 metros para la berlina y 4,81 para el familiar, el desafío parece haber concluido con éxito. El 508 propone una oferta moderna orientada al futuro, que encaja perfectamente con las aspiraciones de una clientela que ha evolucionado de manera importante y que ahora es más dinámica, más responsable y mucho más exigente.

Ambiente lujoso

Mantiene un diseño exterior elegante y equilibrado que desvela la evolución de los cánones estilísticos de Peugeot iniciados en el concept-car SR1. En la parte delantera, el Peugeot 508 presenta una “boca” exclusiva casi flotante y sus distintivos faros felinos especialmente trabajados. En la zaga, tres garras rojas sobresalientes albergan otras tantas filas de LED.

El interior, refinado y tecnológico, está impregnado de una calidad de acabados de gama alta y añade cinco combinaciones posibles para el salpicadero. Pensado tanto para el conductor como para los pasajeros, está dotado de una habitabilidad excepcional, de un maletero muy generoso y, en definitiva, de un conjunto de prestaciones que prometen una calidad de vida a bordo de gran nivel.

Prestaciones y eficiencia, de la mano

Respecto a la mecánica, el 508 equipa motores particularmente bien posicionados, cada uno de ellos en su categoría, en términos de prestaciones y de brío, pero también de consumo y de emisiones de CO2. Esta gama, dotada de los últimos avances, incluirá el nuevo sistema e-HDi (con Stop&Start de nueva generación) y la tecnología HYbrid4, incorporada al 508 RXH que se venderá a partir de 2012.

Además, la eficiencia medioambiental se ha tenido en cuenta mediante las mejoras aerodinámicas —0,25 de coeficiente—. Así, el Peugeot 508 aprovecha al máximo sus mecánicas de gasolina y diésel con potencias entre 120 y 156 CV en el caso de las primeras (todas ellas para un propulsor THP 1.6), y entre 112 y 204 CV en cilindradas 1.6, 2.0 y 2.2 para los motores de gasóleo.

Seguridad, ante todo

El 508 posee un elevado equipamiento de seguridad, tanto activa como pasiva, con el fin de garantizar la máxima protección de sus ocupantes. De esta manera cuenta con sistemas como luces de carretera adaptativas, anclajes ISOFIX para los más pequeños, ESP con control de estabilidad y repartidor de frenada electrónico y la novedosa función Connect SOS, que envía una señal de emergencia automática en caso de accidente.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche