Noticia

Peugeot 4007

Ampliar

20 de septiembre, 2011

El todoterreno compacto de Peugeot nace de la investigación conjunta con Citroën y posee todos los atributos para disfrutar de la conducción “off road” sin problemas. Posee tracción a las cuatro ruedas y una dinámica interior de “pilotaje” que le acerca a la ofrecida por una berlina.

Peugeot lanzó al mercado su primer todoterreno compacto en un proyecto común con Citroën. Destaca por su síntesis dinámica, que asocia motores eficaces y una innovadora transmisión electrónica que mejora su comportamiento en carretera, acercándose al ofrecido por una berlina.

Todoterreno por los cuatro costados

Su aspecto enérgico queda reforzado por el tratamiento del paragolpes delantero, con la característica parrilla de Peugeot y los faros alargados de xenón. En la parte trasera llaman la atención los pilotos con forma redondeada y color rubí, que enmarcan un emblema integrado en un embellecedor de matrícula cromado, y la doble salida de escape, que acentúa su deportividad. Las aletas de formas curvas sugieren la potencia del coche y las llantas de aleación de 18 pulgadas contribuyen a su dinamismo.

El habitáculo del Peugeot 4007 no es excesivamente recargado y el puesto de conducción mantiene una estética sobria, pero con todos los atributos de un modelo innovador. Cuenta con una tercera fila de asientos abatible, al igual que la segunda, lo que permite ofrecer una capacidad de carga de hasta 1.686 litros.

Como elementos destacables, posee un mando manual de transmisión para elegir entre tres modos —4WD, 2WD y 4WD LOCK—; así, se garantiza una estabilidad óptima en diferentes condiciones. También se ofrece la posibilidad de añadir la navegación a color con pantalla táctil de 7 pulgadas, que incluye un disco duro de 30 Gb y la cartografía de Europa. Otras funciones interesantes son la cámara de retroceso, el regulador de velocidad y los retrovisores abatibles electrónicamente.

Único motor disponible

El Peugeot 4007 ofrece una transmisión integral innovadora y una potente motorización diésel  2.2 HDi FAP de 156 CV de última generación, que registra un consumo de 7,3 l/100 km. Está disponible con un cambio manual de seis velocidades o la innovadora caja robotizada DCS (Dual Clutch System). La marca establece diferencias simples entre ellas: con la primera conseguiremos un mayor rendimiento, robustez y disfrute de la conducción, mientras que con la segunda se garantiza un mayor confort, cambios de marcha sin tirones y rapidez.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche