Noticia

Peugeot 107

Ampliar

22 de septiembre, 2011

El modelo de entrada a la gama se caracteriza por cumplir a la perfección con las exigencias del día a día en la ciudad gracias a su practicidad. Peugeot también ha puesto especial interés en la imagen externa y ha dotado al 107 de un carácter juvenil y divertido.

Es la principal apuesta de la marca para la movilidad urbana y sostenible. El Peugeot 107 llegó a nuestro mercado a comienzos de 2005 y desde entonces se ha convertido en la principal opción de muchos a la hora de decantarse por un utilitario práctico pero con altas dosis de comodidad y elegancia. A pesar de haber sufrido pocos retoques desde el inicio de su comercialización, la marcada personalidad de este modelo le permite continuar a la moda y cumplir a la perfección con la misión que le fue encomendada: ser lo más funcional posible en la metrópoli, ni más ni menos.

Práctico… y bonito

Con una imagen exterior atractiva y un cierto toque divertido, el Peugeot 107 acentúa su carácter “felino” con los trazos redondeados y angulosos de su carrocería. El frontal destaca por sus grandes faros en forma de almendra que casi se fusionan con un parabrisas muy inclinado.

Llama especialmente la atención su rejilla, cuyo diseño simulando pequeños rombos añade una banda horizontal cromada que le aporta un cierto aire deportivo. La parte trasera se distingue por la amplia luneta del portón trasero que garantiza al conductor una visibilidad excelente. El conjunto lo completan unos vistosos pilotos traseros verticales con dos “burbujas” que sobresalen y que remarcan el carácter alegre del modelo.

Equipamiento completo

El interior es  uno de los aspectos más destacables de este pequeño urbanita.  Con sólo 3,4 metros de largo, 1,6 de ancho y 1,4 de alto, las posibilidades dentro del habitáculo son más que interesantes. Dos personas de gran complexión pueden viajar cómodamente en la parte delantera gracias a sus asientos regulables e inclinables y la posibilidad de adaptar el puesto de conducción a cada gusto.

El fabricante ofrece hasta cinco tipos diferentes de acabados para una zona que sin grandes alardes estéticos, cuenta con el equipamiento y atractivo básicos para no echar en falta nada. Aire acondicionado, Radio CD compatible con MP3, elevalunas eléctricos delanteros, cierre centralizado o kit de Manos Libres con conexión USB son componentes a reseñar en este urbano de cuatro plazas.

Mención especial requieren los diferentes dispositivos de seguridad que Peugeot ha incorporado en el vehículo más pequeño de su gama. Sus dos versiones, Urban y Trendy,  añaden ABS, Repartidor Electrónico de Frenada, Control de Estabilidad en Curva, dirección asistida, airbag para conductor y acompañante y cinturones con pretensores pirotécnicos y limitador de esfuerzo.

Sólo gasolina

Las motorizaciones disponibles para el Peugeot 107 han variado ligeramente desde su puesta en venta. La mecánica diesel 1.4 HDI de 54 CV ha dejado de fabricarse para dar paso a dos únicas variantes de gasolina. La primera de ellas de 1,0 litros ofrece un rendimiento de 68 CV y se agrega a un cambio manual de cinco velocidades, mientras que la segunda opción entrega la misma potencia pero incorpora un cambio automático 2-Tronic para la versión Trendy de cinco puertas.

Las prestaciones son más que correctas. Los dos motores alcanzan una velocidad máxima cercana a los 160 km/h y logran una aceleración de 0 a 100 en 12,3 segundos -14 segundos con el cambio 2-Tronic-, lo que les permite moverse con agilidad entre el tráfico de la ciudad. A sus 4,5 l/100 km de consumo mixto se le unen unas emisiones de sólo 103 g/km, cifra que le posibilita cumplir con la norma anticontaminación Euro 4.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche