Peterhansel y Alphand toman el mando ante el naufragio de Sainz y De Villiers

Tras un problema eléctrico en su Touareg, Sainz pierde distancia con respecto al piloto francés

Tras un problema eléctrico en su Touareg, Sainz pierde distancia con respecto al piloto francés

Nema (Mauritania), 15 ene (EFE).- Los Mitsubishi de los franceses Stéphane Peterhansel y Luc Alphand tomaron el mando del rally Dakar tras la novena etapa, en la que se impuso Jean-Louis Schlesser y en la que naufragaron los Volkswagen del sudafricano Giniel de Villiers y del español Carlos Sainz.


Víctima de una avería en el sistema eléctrico de su Tuareg en el kilómetro 325 de la especial, Sainz todavía no ha superado el segundo control de paso, situado a 107 kilómetros de la meta. De Villiers, que hasta hoy lideraba cómodamente la general, vio como su coche ardía en el kilómetro 129, por lo que está siendo remolcado por un camión de asistencia que le hará perder muchos minutos en la meta. Al volante de su buggy, Schlesser fue el mejor en los 494 kilómetros cronometrados disputados entre las localidades mauritanas de Tichit y Nema, por delante del defensor del título, el ex esquiador francés Luc Alphand, al que superó en 13 segundos. Peterhansel, tercero en la meta a cuatro minutos, es el nuevo líder de la general con casi ocho minutos de ventaja sobre Alphand.


La general se presenta ahora como un mano a mano entre los dos franceses de Mitsubishi, puesto que el tercero, el qatarí Nasser Saleh Al Attiyah, se encuentra a casi una hora y media de desventaja. Los dos Montero han salido los mejor parados del paso del rally por Mauritania, a donde llegaron como líderes los Tuareg, que han salido mal parados de las dunas. Ninguno de los dos pilotos franceses quiso dar rienda suelta a la euforia y señalaron que este Dakar está sufriendo muchos cambios por lo que todo es posible hasta el final.


Peterhansel, ganador de ocho Dakar, seis en motos y dos en coches, recordó que el año pasado también llegó al África negra con ventaja en la general, pero un accidente le impidió imponerse en la prueba. “Estar en cabeza sin haber ganado ninguna especial es algo original. Desde que pasamos Marruecos, donde tuvimos muchos problemas, no hemos hecho más que remontar hasta llegar al primer puesto”, comentó. Más prudente todavía se mostró Alphand, defensor del título, quien aseguró que “hay que ser suficientemente inteligente y no vender la piel del oso antes de haberle atrapado”.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba