AMDA nos trae el perfil psicológico del conductor intoxicado

AMDA nos trae el perfil psicológico del conductor intoxicado

22 noviembre, 2017

Conducir bajo los efectos de las drogas o el alcohol parece un tema demasiado trillado, sin embargo, el estudio realizado por AMDA (Asociación Madrileña de Distribuidores de Automóviles) aporta algunas claves para identificar bien el tipo de conductor que recae en estos malos hábitos.

AMDA recoge en su informe el perfil psicológico del conductor intoxicado. Las características de aquellos conductores que son propensos a conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas.

Perfil psicológico antisocial y apático

En este informe se destaca al tipo de individuo con poca o nula capacidad para detectar el nivel de intoxicación bajo el que va a conducir. En este marco, Leticia Palomeque, psicóloga general sanitaria, comenta: “Algunas personas tienen dificultades en detectar su nivel de intoxicación y cómo éste les afectará a la hora de conducir”

Se le da mucha importancia al nivel de sociabilidad que tenga la persona.  “Son las personalidades antisociales la que determinan los comportamientos más preocupantes para la seguridad vial” afirma Palomeque.

Por otro lado, existe el perfil que no siente remordimientos si sus actos tienen consecuencias desagradables o dramáticas para otras personas. Para Palomeque estos individuos suelen tener una ausencia total de remordimientos y se sienten indiferentes del hecho de haber herido, maltratado o robado a alguien.

Estos datos nos dan un perfil bastante agudo del tipo de conductor que encontraremos cometiendo estas fechorías. Sin embargo, no debemos olvidar los datos proporcionados por la DGT en el que se recoge que:

  • De los 2.476 conductores sometidos al test salival para comprobar la presencia en el organismo de drogas, 860 resultaron positivas, es decir el 35% del total.

¿Qué tipos de penas acarrea conducir intoxicado?

Palomanque achaca el abuso de las sustancias estupefacientes, así como el alcohol, a la falta de información que los conductores tienen sobre estos temas y las penas que suponen.

Si usted es acusado de conducir bajo los efectos de cualquier sustancia que altere su capacidad al volante, estas son las penas a las que se enfrentará:

  • Pena de prisión de tres a seis meses de cárcel.
  • Multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 30 a 90 días y privación del derecho a conducir de uno hasta cuatro años.

La responsabilidad al volante comienza desde la infancia

Como pilar de toda sociedad civilizada, la educación siempre debería ser la materia a abordar desde casa al colegio y de las instituciones a la calle. Sin embargo, esta siempre ha sido noticia por su ausencia.

La psicóloga Palomeque llega a  esta conclusión, “la familia y en especial los padres son figuras relevantes a la hora de explicar conductas de riesgo relacionadas con la conducción bajo el efecto de las drogas. Una falta de control y supervisión junto a la carencia de normas dentro del funcionamiento familiar influyen en la mayor predisposición a adoptar conductas de riesgo.”

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba