Noticia

Pere Navarro cuestiona la velocidad libre en Alemania

Ampliar

04 de noviembre, 2011

Pere Navarro, director de Tráfico en España, cuestiona la velocidad libre en las autopistas alemanas y propone una armonización de las velocidades máximas en la Unión Europea. Además, revela que el número de jóvenes que salen sin beber si van a conducir se ha duplicado en los últimos 10 años.

El director de Tráfico, Pere Navarro, ha realizado nuevas declaraciones en la presentación del balance de la Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE), tras 10 años de campaña. Según Navarro, en Alemania, país en el que existen tramos de autopista sin limitación de velocidad, “tienen porcentualmente el doble de muertos en estas vías que en España”.

El director de Tráfico se ha mostrado totalmente en desacuerdo con una posible  medida de aumentar el límite de velocidad en las autopistas españolas  alegando, entre otras cosas, que en Dinamarca el número de fallecidos aumentó un 20% desde que en 2004 incrementaron la velocidad máxima de 120 a 130 km/h.

Nos gustaría que la Unión Europea armonizara las velocidades máximas en autopista, de tal manera que, al cruzar unas fronteras que no existen, no te cambien las reglas del juego”, ha declarado Navarro, situando esa hipotética velocidad máxima común para la UE en 120 km/h, ya que es el límite que se aplica en la mayoría de los países de la Unión, además de en España.

Se duplica el número de jóvenes que no beben si van a coger el coche

Por otra parte, según el balance de los últimos 10 años realizado por FEBE, el porcentaje de jóvenes que renuncian al alcohol las noches que van a salir con coche se ha incrementado: pasa  del 34% en 2001 al 61% en 2010.

Estas cifras, como era de esperar, han ido acompañadas de un descenso del número de jóvenes muertos en carretera, hasta el punto que, en palabras de Pere Navarro, 2010 ha sido el primer año en el que el grupo de edad con más fallecidos ha sido el de mayores de 65, mientras que el correspondiente a 15-24 años ha sido en el que más ha descendido el número de víctimas mortales.

La FEBE atribuye este éxito al lanzamiento hace diez años del programa “Nocturnos”, destinado a fomentar la figura del conductor alternativo , es decir, aquel que se turna dentro de un grupo de amigos para que cada semana sea uno el que no beba y conduzca. Sin embargo, y pese al gran avance, “el alcohol y la conducción siguen siendo un problema en España”, ya no sólo en relación a los jóvenes, sino respecto al resto de conductores, “a quienes les cuesta más el cambio de hábitos y comportamientos”, ha declarado Navarro.  En este sentido, la DGT no baja la guardia y entre 2001 y 2010 ha pasado de realizar 1,8 millones de controles de alcoholemia a 5 millones.

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche