Noticia

Los peligros de dejar a tu perro dentro del coche ¡hasta 54 grados!

Ampliar

19 de julio, 2020

La temperatura puede aumentar hasta 20 grados en el interior del vehículo en apenas media hora, asi que cuidado con dejar a tu perro dentro del coche.

En los últimos días hemos sido testigos de varias desgraciadas noticias en las que varios conductores han dejado a sus mascotas, exactamente perros, en los interiores de sus coches mientras que realizaban otras actividades.

En un par de ellos, las autoridades se encontraron con perros que presentaban síntomas de deshidratación tras permanecer dentro del automóvil soportando temperaturas superiores a los 35 grados.

El calor puede matar a tu perro dentro del coche

Y es que si hace calor fuera, imaginad dentro de un coche, sobre todo si está aparcado al sol: estamos hablando de un auténtico horno que puede acabar con la vida de los canes. Ellos no tienen la misma capacidad que los humanos para refrigerarse y, por ello, su riesgo de sufrir un golpe de calor es mucho mayor, con consecuencias graves para su salud.

Ante ello, la asociación sin ánimo de lucro Discan ha querido concienciar a los dueños de los perros y ha compartido una publicación en su cuenta de Instagram en la que demuestra cómo crecen las temperaturas en el interior del vehículo.

Explican que la temperatura puede aumentar hasta 20 grados en el interior del vehículo en apenas media hora. Mientras en el exterior del coche hay 23 grados, en el interior puede ascender hasta los 33 en apenas diez minutos y hasta 42 en media hora.

Y mucho más peligroso con las temperaturas que estamos viviendo en las últimas fechas. Así, según Discan, si estamos a 38 grados en el exterior, una temperatura no demasiado rara en determinadas comunidades españolas, el perro puede llegar a enfrentarse a temperaturas de 54 grados en el interior del vehículo.

¿Cómo de peligroso es llevar mal a las mascotas en el coche?

Ante ello, desde Discan se reitera que nunca debes dejar a tu mascota sola dentro del vehículo, ni tan siquiera a la sombra y con la ventanilla entreabierta. No obstante, si no hay más remedio que hacerlo, deja el coche en la sombra, con las cuatro ventanillas semibajadas y con un recipiente de agua en el interior, para que el animal pueda hidratarse.  Y procura que tu ausencia no sea muy prolongada

A la hora de realizar un viaje largo con ellos, al no tolerar el calor de la misma forma que nosotros,  procura realizar paradas cada dos horas o 200 kilómetros.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche