Noticia

Los peligros de un elemento que todos deberíamos llevar en el coche

4 fotos

Ampliar

21 de julio, 2020

Llevar una botella de agua, para hidratarnos en los viajes, es muy recomendable, pero este objeto esconde una serie de potenciales peligros.

La Dirección General de Tráfico y las autoridades nos lo recomiendan, pero, si no tenemos las debidas precauciones puede convertirse en un peligro para la conducción.  Te hablamos de llevar una botella de agua en el coche.

Beber agua durante un viaje en coche es muy recomendable para mantenerse hidratado  y reducir la fatiga. Por ello, llevar una botella de agua parece una buena idea, y lo es, lo que pasa es que hay que llevarla bien sujeta para evitar que se convierta en un objeto peligroso.

La botella de agua, un peligro inesperado

Como cualquier otro objeto que no tengamos sujeto dentro del coche, su masa puede llegar a multiplicarse hasta por 60 en caso de frenazo o colisión. A esto se le llama “efecto elefante” y su impacto sobre los ocupantes del vehículo puede a llegar a ser peligroso (y doloroso)

Hidratarse es importante a la hora de conducir, pero con precaución

4 fotos

Ampliar

Aparte de ello, durante la conducción puede desplazarse sin control y acabar en los pies del conductor y dificultar las maniobras de frenado y aceleración, algo que puede llegar a provocar una colisión no deseada.

Por ello, lo más recomendable es llevar la botella en algún espacio controlado, como la guantera o sujeta para evitar su desplazamiento ante un movimiento brusco del vehículo.

Cómo proteger tu coche en zonas de mar (de la sal, de la arena…)

A la hora de beber de esa botella, mejor hacerlo cuando paremos y no mientras que conducimos, ya que es una actividad que, aunque no lo creas, nos distrae de la conducción. Se pierde contacto con la carretera al mirar a este objeto durante, al menos, unos 4 segundos de media. Algo, que supone recorrer decenas de metros a ciegas, algo similar a cuando consultamos el móvil al volante.

Igualmente, a la hora de beber, soltamos una mano del volante, reduciendo la capacidad de hacer maniobras, sobre todo de escape. En principio, no es sancionable, pero si un agente considera que se está poniendo en peligro la seguridad vial, sí que puede multarte.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche