Noticia

Qué pasa con el Seat Ateca 2.0 TDi 150 CV de tracción delantera

2 fotos

Ampliar

12 de septiembre, 2016

Los cambios en la versión oficial ofrecida por Seat respecto a la eliminación de la versión 2.0 TDi de 150 CV de tracción delantera del catálogo del Seat Ateca han encendido una mecha que está corriendo como la pólvora por las redes sociales. ¿Cuál es el problema y cuál es la solución?

Hay quien habla de supersticiones, dicen que el lanzar al mercado 13 versiones del Seat Ateca ha traído mala suerte y por eso ahora son 9 las opciones de mecánicas disponibles para este modelo, otros afirman que simplemente es un problema de atención a la enorme demanda del Ateca, otros creen que se trata de un problema de homologación del SUV de Seat

Lo único que se sabe con certeza es el hecho constatado de que Seat ha retirado del catálogo las versiones de tracción delantera con el motor 2.0 TDi de 150 CV del Seat Ateca y la versión oficial de la marca para este hecho. Según Seat, el motivo es que no dan abasto para producir toda la demanda de este modelo con dicha configuración mecánica, de modo que prefieren suspender su comercialización hasta satisfacer los pedidos actuales y poder estar al día con las entregas.

Sin embargo, los compradores que ya han cerrado un pedido del Seat Ateca 2.0 TDi 150 CV 2WD están alarmados y, como es lógico, crispados, porque no tienen noticias sobre cuál es el nuevo plazo de entrega de su coche, ni siquiera saben si se llegarán a producir dichas versiones o se eliminarán definitivamente del catálogo de Seat. La marca española afirma que no va a dejarlos sin su coche y a todos aquellos clientes que hayan realizado hasta la fecha un pedido de un Ateca 2.0 TDI 150 CV con tracción delantera, se les propondrá una alternativa de igual o mejores características.

La falta de una respuesta concreta y concisa a los clientes y un tweet desde la cuenta oficial de Seat han provocado una mayor alarma y todo tipo de teorías conspiratorias. El citado mensaje en Twitter del Seat Ateca trataba de calmar a un cliente sorprendido por la noticia de que se dejaba de comercializar el modelo del que ya había abonado una señal aludiendo a que éste se encontraba todavía en fase de homologación.

Por ahora, Seat se limita a negar que la causa sea una demora en la homologación del Ateca diésel de 150 CV y tracción delantera e insiste en que se debe a un problema de abastecimiento a sus clientes, pero tampoco da plazos de entrega a los que ya lo han pedido ni advierte de cuándo esperan volver a ofrecer estas 4 versiones.

Las teorías de la conspiración contra el Seat Ateca 2.0 TDi 2WD

Éste es el diálogo de Twitter que ha abierto la puerta a las especulaciones.

2 fotos

Ampliar

Esta falta de concreción ha creado todo tipo de especulaciones sobre las posibles causas reales, empezando por el mencionado problema en la homologación, poco creíble teniendo en cuenta que la versión de tracción total no ha encontrado problemas para ello y que hay muchos modelos con la misma mecánica en el grupo Volkswagen.

De todas ellas, la que más peso podría tener es la que se basa en el hecho de que el Ateca se produce en la misma factoría que el Skoda Kodiaq en Kvasiny (República Checa), el nuevo SUV de la marca compañera y rival de Seat dentro del gigante alemán. Puede que simplemente sea casualidad que hayan coincidido en el tiempo el lanzamiento del Skoda Kodiaq y el aplazamiento indefinido en la comercialización del Seat Ateca 2.0 TDi de tracción delantera, pero la falta de transparencia deja la puerta abierta a la sospecha.

Según esta otra teoría, se ha dado prioridad a la salida al mercado del Kodiaq, lo que ha demorado la producción de la opción mecánica más demandada que comparten ambos modelos.

Tampoco ayudan los sindicatos de Seat a apaciguar los ánimos al reclamar- justo en el día en que se destapó el asunto- que el Seat Ateca se produzca en la fábrica de Martorell, lo cual puede originar más suspicacias respecto a la rivalidad entre Seat y Skoda por la producción del SUV.

 

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • Juan Macias

    Estimado Rubén, voy a intentar explicarlo, de forma sencilla:

    – Que el grupo VAG no tenga capacidad de fabricación, no cuela
    – Que se retire el modelo más demandado y vendido, no cuela. Y más sabiendo como están los número en SEAT
    – Un problema en la homologación no tiene porque ser que no homologue, un problema puede ser estar por encima de 120gr de CO2 y tengas que pagar matriculación y que ellos contaran que no, ya tienes un sobrecoste de unos 1500€. Lo cual deja de ser competitivo con respecto a la competencia. No poder entrar en futuros planes pive, etc. Y quieran que sea el 1.6 el más vendido.

    En fin, seguid escribiendo sin contar nada…

    • Rubén Fidalgo

      Hola Juan Macias, lo que no podemos es escribir sin poder demostrar nada. No hay pruebas de que no consigan homologar unas emisiones determinadas, ni tampoco de que en la fábrica donde se produce hayan dado prioridad al lanzamiento del Kodiaq y que por eso no se pueda abastecer toda la demanda del Seat, ni tampoco que se trate de una estrategia de VAG para dar cerrojazo definitivo a la marca española… todo eso son rumores sin confirmación y por eso no podemos darlos como un hecho. A día de hoy lo único que se sabe es lo que la marca dice y, lo más importante, que los clientes tendrán una compensación por el agravio causado.
      Un saludo y gracias por tu comentario.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche