Noticia

Qué opinamos los europeos sobre la conducción autónoma

3 fotos

Ampliar

17 de enero, 2017

Si hay algo de moda en el mundo del automóvil, además de la conectividad, es la conducción autónoma. Todos los fabricantes y proveedores e incluso compañías como Google se han metido en esta batalla. Para saber lo que opinamos los europeos al respecto, Goodyear ha elaborado el siguiente estudio.

Con toda la industria volcada en conseguir que los coches conduzcan solos está claro que acabará siendo así y tendremos que adaptarnos a ello. Para saber qué opinamos en Europa sobre el coche autónomo, Goodyear y la London School of Economics and Political Science (LSE) han realizado un estudio basado en unas encuestas realizadas en 11 países europeos (España, República Checa, Alemania, Italia, Serbia, Francia, Polonia, Bélgica, Países Bajos, Suecia y Reino Unido.), segmentando los resultados en 7 apartados:

  • Confianza.
  • Seguridad.
  • Comportamiento.
  • Sociabilidad.
  • Control.
  • Innovación.
  • Placer.

Llaman la atención los resultados bastante dispares entre los países. De este modo, Polonia y Francia son los que se muestran más convencidos sobre la mayor seguridad de los coches autónomos, aunque los franceses y los alemanes también mostraron cierto recelo sobre la falta de control humano sobre la conducción del vehículo.

Los checos son los que más critican la pérdida del placer que para muchos supone conducir el coche y la posible falta de interacción entre el vehículo y sus ocupantes. Sin embargo, los italianos -a los que se les presupone más «pasionales»- son los que menos recelo han mostrado en este apartado.

En cuanto a confianza, Polonia y Reino Unido se desmarcan con un claro convencimiento de que la ausencia de sentimientos y la mayor racionalidad de «una máquina» harán mejores conductores a los coches que a los humanos, siendo los belgas los que se muestran más escépticos en este punto.

Qué opinan los españoles sobre el coche autónomo

Los españoles aceptan de buen grado el coche autónomo.

3 fotos

Ampliar

Es llamativa la diferencia de opiniones que hay entre los distintos países, algo lógico por otra parte si tenemos en cuenta las diferencias culturales, sociales y económicas dentro de nuestro continente.

Los resultados de las encuestas realizadas a los conductores españoles en cada uno de los apartados son las siguientes:

  • Confianza: aunque somos los cuartos del ranking a la hora de evaluar cómo nos sentiríamos conviviendo con coches sin conductores, preferimos ser nosotros los que viajamos en ellos que si lo hace el de al lado. El 34% se sentiría cómodo con la idea de compartir carretera con coches autónomos (frente a un 32% que se sentiría incómodo), y un 30% además, se sentiría cómodo viajando en un uno de ellos (aunque a un 35% la idea le genera incomodidad).
  • Seguridad: el 64% de los encuestados españoles considera positivamente  la existencia de normas y señales reguladoras de circulación, frente a un escaso 9% que las considera una molestia. El 42% piensa que la mayor parte de los accidentes de tráfico se deben a un fallo humano y, por tanto, los coches autónomos serían más seguros. El 58% está de acuerdo en que las máquinas carecen de sentido común para interactuar con los conductores; los 11 países encuestados coincidieron en este aspecto (60 %).
  • Comportamiento: en comparación con el resto de países encuestados, para los españoles la conducción no es tanto una cuestión de negociación en la carretera como de cumplimiento de normas: en primer lugar, un 77% está de acuerdo en que el Reglamento General de Circulación es lo suficientemente claro y detallado para que cualquier conductor sepa cómo comportarse en cada situación; en segundo lugar, el 78% de los encuestados piensa que los conductores deberían ponerse de acuerdo sobre cómo conducir correctamente con el resto de usuarios de la carretera.
  • Sociabilidad: por lo general, los encuestados españoles son menos proclives al principio de reciprocidad en la carretera que los de otros países. El 42% no considera importante la comunicación entre los conductores, en comparación con sólo el 17% para los 11 países.
  • Control: en un contexto en que cada vez las máquinas tienen más poder, el 14% de los conductores españoles siente la necesidad de asumir el control del vehículo (en contraposición con el papel de pasajero pasivo), en comparación con el 28% para todos los países.
  • Innovación: la mayoría de los entrevistados (71%) confiesa que usaría los últimos productos y servicios tecnológicos, si tuviera la posibilidad.
  • Placer: el 57% de los españoles manifiesta que le gusta conducir, al 59%, además, le resulta fácil; y el 60% afirma que le gustaría conocer el funcionamiento de su vehículo, en comparación con el 51% para los 11 países.

Los neumáticos se comunicarán con el coche y la carretera

Goodyear está desarrollando neumáticos inteligentes.

3 fotos

Ampliar

Estos resultados no sorprenden a Carlos Cipolliti, Director general del Centro de Innovación de Goodyear en Luxemburgo, que comentó: “Los coches autónomos están llegando. Es crucial entender cómo se comportan hoy en día los conductores en la carretera y cómo piensan que encajarán este tipo de vehículos en ella. Goodyear está explorando alguna de las áreas clave que conforman el futuro de la movilidad. Esperamos que los resultados derivados de esta investigación ayuden a todas las partes implicadas a trabajar conjuntamente hacia la exitosa introducción de los coches autónomos”.

El Doctor Chris Tennant, líder del proyecto por parte de la LSE, explica: “La conducción autónoma no supone simplemente la introducción de una nueva tecnología. Los coches autónomos emergen en un espacio social, con una amplia gama de factores que influyen en el nivel de aceptación que el público tenga hacia ellos”.

El estudio forma parte de la plataforma ThinkGoodMobility de Goodyear. Se realizó usando la combinación de grupos de discusión en 4 países europeos, sumando así un total de 48 participantes, y una encuesta on-line con aproximadamente 12.000 entrevistados en 11 países de la UE. El estudio enriquece la ya conocida investigación que la LSE llevó a cabo en 2015, con la que buscaba determinar el comportamiento de los conductores en la carretera.

Goodyear contempla un futuro en el que nuestros neumáticos estarán más conectados tanto con el propio vehículo como con los de alrededor, y con la infraestructura. En este contexto, nuestra investigación en EMEA contribuye a ampliar el debate sobre el futuro de la movilidad y la seguridad en la carretera.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche